Tags

, ,

Imagen relacionadaNOTA PARA PRINCIPIANTES: en una escala terrestre, y a afectos de cálculo, podemos considerar la velocidad de la luz como instantánea, y la del sonido, la que tiene normalmente a nivel del mar, unos 333 metros por segundo; y así podemos conocer aproximadamente la distancia a la que ha caído un rayo, contando los segundos transcurridos entre el resplandor y el ruido del trueno. Cada segundo nos indicará una distancia de 333 metros, y cada 3 segundos un kilómetro; todo lo que sea menos de un segundo está DEMASIADO CERCA. 

(A falta de cronómetro, el truco de contar los segundos en voz alta, “miluno” “mildos” “miltres”, o bien “cerouno” “cerodos” “cerotres” es bastante válido, si uno no es tartamudo ni demasiado asustadizo)

  • TORMENTAS TORMENTOSAS
  • (atormentados temerosos de celestiales electricidades)

Rayos, relámpagos, y centellas, son Kilovatios y Amperios de Naturaleza Divina caídos del Cielo. (Joao Camoens do Amonal, poeta que resulta algo sombrío bajo nocturnos nubarrones negros) 

Imagen relacionada

Moncloaca Palace, tempestuosa noche, Conejo de Ministras y Pétreos Convidados reunidos en torno al oKupa Falconeti; y todos con Apropiada Inquietud de Tormentosos Semovientes.

Imagen relacionada

  • (Truenos aún lejanos resuenan en la oscuridad)
  • (distancia 10.000 metros, y acercándose)

Imagen relacionada

  • -El Falconeti, a nadie en particular: ¿no os parecen cañonazos esos truenos?”.
  • -El Romeva, uno de los Convidados de Piedra: “Fijo son F 18 del Imperio Español, rumbo a la República de Catatonia para uno de sus fascistas ataques; ahora me chivo a Bruselas: ¡EUROPEDOS SOCORROOO!”
  • -La Marganistra Robles, Titular de Defensa: “Romeva tranquilo, que estamos entre amigos para montarnos un tongo todos nosotros”.
  • -El Romeva: ¿Tongo o el Tango de la Cumparsita?; la Marganistra: “la Comparsa será tu Mamá”.
  • -Monserrate, el Abate: “haiga paz hermanos”; Félix Lope de Vega: “haiga, haiga; tu aprende a hablar Español, renegado Klingon Meapilas”.
  • El Falconeti: “no se preocupen, tengo un Doctorado en Tempestuosos Eventos, por una tesis copiada al mismísimo Mariano Medina, y os garantizo que esto pasará.
  • Imagen relacionada
  • El Donald Trump, escojonándose: “so much for Climate Change!” (en cristiano, ¡toma ya Cambio Climático!)
  • (Y de repente…)

¡BRROOOOM! (¡otiá)

tiImagen relacionada

Una Luz Cegadora iluminó los Jardines Palaciegos y el interior de la Sala donde estaban el oKupa Falconeti, su Conejo de Ministras, y Lustrosos Convidados de Carne y Hueso unos, y de Piedra otros. Patéticos Semovientes guareciéndose del Inclemente Tiempo; bajo techo de palacio, eso sí. 

Resultado de imagen de semovientes

(Semovientes observando atentos una Evolución Tempestuosa) 

A esta Luz Celestial le siguió enseguida, más o menos en”cero uno” “cero dos…” segundos, el Magno Trueno Ensordecedor; el Divino Kilovatio probablemente había caído a medio kilómetro. 

-El Concertinas, Titular de Interioridades, ya informado por el mismo Falconeti de que el Falconeti también era Doctor de estos Lumínicos Estruendos, muy nervioso preguntó al Docto Okupa Semoviente y Presidente (ya se habrán dado cuenta de que nos referimos al Falconeti) por su opinión sobre este Franquista Temporal que les agobiaba a todos; porque si algo agobia tiene que ser franquista, ¿no?; ¿ein?.

-El Concertinas, al oKupa: “¿Parará Papá?”; el Falconeti: “Parará Pachín”. Y sin perder el ritmo así siguió la cosa, porque al Concertinas se le había puesto la histeria en modo automático, y el Falconeti, para no ser menos, le contestaba cada vez lo mismo; ¿parará Papá?-parará Pachín-¿parará Papá?-parará Pachín…

(Y claro, el Conejo de las Ministras y Convidados, se unieron en un coro)

¡CORO!

Imagen relacionada

PARARÁ PAPÁ-PARARÁ PACHÍN-PARARÁ PAPÁ-PARARÁ PACHÍN-PARARÁ PAPÁ-PARARÁ PACHÍN-PARARÁ PAPÁ-PARARÁ PACHÍN-PARARÁ PAPÁ-PARARÁ PACHÍN.

VIDEO

(y de repente…)

Imagen relacionada

¡KRAAACK PATAPUUM…BORRUUUUM!

  • -El Falconeti, Marga, ¿no estará la artillería bombardeando Mi Moncloaca?
  • -La Marganistra: No creo, había un tío por aquí cerca al lado de un cañón o una especie de tubo grande, sabes que no entiendo mucho de estas cosas, con cara de mala leche y que llevaba un mono azul feo y raro, sin galones ni estrellas, tampoco es que sea yo capaz de distinguir los rangos por las insignias del uniforme, y lo destiné a Malí, que creo que está por África, parece  que los franceses nos pidieron que mandáramos tropas ahí, no recuerdo bien; como de eso hace más de una semana, tendré que preguntárselo a alguno del ministerio.
  • El Falconeti: era el fontanero, seguro; pero hiciste bien Marga, porque ¿y si hubiera sido un capitán?; porque esos pueden tener mando directo en alguna batería o compañía…. ¿y la Brunete?, está por aquí cerca y los tanques tienen un cañón muy grande y malote.
  • La Marganistra: Soy muy lista, a esos tanques, cuando nuestro, y más tuyo que nuestro, Conejo se reune, les quito las llaves de contacto, y me las guardo en el bolso; así ya no se nos pueden echar encima a las Fuerzas Democráticas Electas por los Parias de la Tierra.

(abajo, la Marganistra dándoselas de lista en actitud marcial)

Imagen relacionada

  • -El Alphonse François de Sade, Marqués de Sade: Marga, ¿puedo llamarte Marga, Señora Marganistra?; Marga, supongo que tienes tantas llaves como tanques, porque si no es así, alguno, o mas de uno nos puede producir un delicioso sufrimiento.
  • -Justine(*), la Recatada y Mancillada Doncella: Y a mi que me parta un rayo como en París.
  • -La Marganistra: ¡Otiá!, pues no había caído, puedo contar llaves, pero sin saber cuantos tanques hay…¡BUAAA! sniff, sniff (estamos jodidos)
  • -Justine: Yo si que estoy jodida, otra vez me tiene que partir un rayo, y encima me va a pasar por encima un tanque que has dejado suelto por tonta.
  • -Marques de Sade, ya te gustaría Justine, ya te gustaría; tu curriculum, lo admitas o no, dice que te va la marcha.
  • -El Donald Trump: Well, if THIS Storm is caused by The Global Warning, Global Warming is fun, and mustn’t be stopped. (en cristiano viene a decir que si estas tempestades tan divertidas son culpa del Calentamiento Global, ¡viva el Calentamiento Global!) 

EPÍLOGO

Imagen relacionada

No hubo ataque de tanques a la Moncloaca porque el Mando (cadena de mando) así lo decidió, ni el tan temido por Romeva de aviones F 18 a Catatonia, ya que los propios sepaRatas bien se encargaron de destruir, incendiar, saquear, y sabotear calles, industrias, aeropuertos, y otras infraestructuras de comunicación, sin necesidad de ayuda de la “aviación imperialista”. Al Concertinas se le pasó el susto hasta el punto de pedir a “sus” antidisturbios abstenerse de usar botes de humo y pelotas de goma contra los sepaRatas, aunque sean atacados. El lujo de la defensa es sólo para los Mossos de las Cuadras de la Autonotaifa.

Imagen relacionadaLa Marganistra de Defensa extravió el bolso con las llaves, pero no fue problema, porque no servían para poner blindados en marcha, sino para abrir las taquillas del gimnasio; gimnasio suyo, al que la Ministriz acudía. Seguramente que por mal asesorada, confundió estas llaves con las de los tanques de la División Acorazada Brunete. Al fontanero de Moncloaca Palace, que el Día de la Tormenta mandó la Marganistra al exilio militar en Mali, lo devolvieron enseguida a España, ya que se percataron de su condición de civil, además de que por escasear el agua, muy pocos grifos había para arreglar; no obstante, confirmó que la Marganistra tenía razón, pues Mali ESTÁ en África. Ningún rayo recibió Moncloaca Palace, ningún rayo tampoco la pobre Justine del Marqués de Sade, que volvió dócil con el Marques a donde sea que residieran; el Marqués Altivo, la Mancillada Doncella Justine siguiéndole sumisa con la mirada baja. Fray Monserrrate, el Abate, partió hacia el Vaticano para solicitar y/o exigir la Canonización de San Lluis Companys. Donald Trump se marchó a la Casa Blanca en cuanto se le pasó la risa y contó a todo el mundo lo que da de sí el Calentón Global Globalizado con sus Divertidas Tormentas. Lope de Vega escribió el mejor sainete de su vida. En cuanto al oKupa Falconeti, cuando pasó el Temporal, se pasó la noche en blanco buscando en vano el Arco Iris; por diplomático consejo del Ingrávido Duquetrosnauta, que entiende esto de buscar el Arco Iris a oscuras, se acostó al amanecer.

Imagen relacionada

(*) Justine fue la protagonista de la novela del mismo titulo del Marqués de Sade. Empeñada en llevar una vida virtuosa, pasó la mayor parte de su vida soportando hambre y vejaciones, violaciones sexuales incluidas. Cuando al final, recogida por su viciosa hermana, feliz y prospera pese a su vida amoral, parece que va a encontrar la paz espiritual y material, un RAYO le parte, como desatino final, y despedida, del Destino.

Tras la Tormenta viene la Calma, y todo continúa como siempre.