Tags

, ,

Nota:  El cuento de Robín de la Jungla y sus Monos es una versión tropicalizada del clásico de Robín Hood, en las que un bosque de cierto Reino Europeo se transforma en jungla africana, llena de infames chimpancés, tan recaudadores como los (actuales) saca-cuartos europeos.

“Es impresentable que el Psoe me ataque por bajar impuestos, mientras pacta contra España en comunidades nacionalistas” (Declaraciones de Isabel Díaz Ayuso a Carlos Cuesta en OK diario 17 de Agosto 2019)

Un tópico sobre Robín Hood es el de que robaba a los Ricos para dárselo a los Pobres, así que la Portentosa Zurdería, debido a su Pretenciosa Superioridad Moral, tiene lo que se ha dado en llamar Complejo de Robin Hood. 

La Portentosa Zurdería es Demagoga, y la Demagogia tiende a simplificarlo todo; y  esta simplificación populariza todos sus Complejos de Inferioridad y de Superioridad, ambos malos, y sus igual de malos Dogmas, Filias, y Fobias. 

Porque el relato puede ligar el personaje de Robin Hood al Lumpen, pero no como ellos creen, sino como sigue: 

Imagen relacionadaErase una vez un Reino Europeo que confiscaba a sus deslomados súbditos con los abusivos Tributos e Impuestos de su ilegítimo Rey, Juan Sin Tierra, que usurpó el Trono al verdadero Rey, Ricardo Corazón de León, aprovechando una ausencia del mismo. En el Reino había un tupido bosque, el Famoso Bosque de Sherwood, en el que se refugiaba un forajido de noble condición, perseguido por el Sheriff de Nottingham por su lealtad al Verdadero Rey, Ricardo Corazón de León. El destierro del proscrito Robin en Sherwood, y la proximidad de este bosque a las rutas de los Confiscantes Recaudadores del Ilegítimo Juan Sin Tierra, dirigidos por el Malvado Sheriff, hacían fáciles los ataques por sorpresa de los arqueros de Robin.

Robin Hood, aprovechando la densidad forestal del entorno, emboscaba a estos Infames Recaudadores del Reino, y a su vez, les confiscaba lo que habían expoliado al Pueblo lo que el Pueblo se había ganado a base de esfuerzo, sacrificio, y talento, para devolvérselo. La historia termina con el regreso del Rey Ricardo, la caída en desgracia de Juan Sin Tierra, y la boda de Robin con Mariana, su noble novia; más o menos. (Hasta aquí el relato de la Leyenda de Robin Hood)

Y si nos empeñamos en trasladar historias y leyendas a la época actual, y a otro Reino Europeo diferente a la Brexitania de hoy día, en este caso España, el “reparto de la película” (cast of characters) sería algo así:

Robin Hood, ahora mismo Isabel Diaz Ayuso, y cualquier otro político o ciudadano normal partidario de bajar o reducir impuestos.

Ricardo Corazón de León, el actual Rey de España, Felipe VI, el Émerito Juan Carlos I, y en el futuro cualquier legítimo sucesor.

Bosque de Sherwood: La situación de desorden público e institucional que reina en el Reino, si perdonan la imperdonable redundancia, convierten al bosque en más bien La Jungla de los Monos. 

Juan Sin Tierra, el oKupa Falconeti y el Zapatrenes, sobre todo; pero sin olvidar a muchos otros, como los Marqueses de Galapagar.

Sheriff de Nottingham: El Concertinas y la Lola Delgado, y su predecesor el Rubalcaba, principalmente; hay otros, naturalmente. 

Confiscantes Recaudadores de Abusivos Impuetos: Los MontOro y las MontEro de estos democráticos  mundos, sin olvidar los Indirectos Inductores, el oKupa Falconeti, el Zapatrenes, los Marqueses de Galapagar, y toda la patulea de la Portentosa Zurdería, además de algún que otro despistado Sorayesco Renegado y más de un aturdido o atontado Céntrico  Riverita Boy.

Imagen relacionada

Breve inciso: libre aunque sublime traducción del póster de arriba: LOS IMPUESTOS SIRVEN PARA QUE, SI NO PAGAS, ACABES EN CHIRONA; y si no, que me lo rebatan los Maricas Cátedros Sovíeticos de Cambridge o de la Complutensis Lumpen Proletariat.

Y lo mejor de todo, es que para salvar las esclavizadas masas que ellos mismos han sometido, y a los parias de la tierra que con sus impuestos, han creado, TODOS los intérpretes de Juan Sin Tierra, del Sheriff de Nottingham, y los Confiscantes Recaudadores, QUIEREN ser Ricardo Corazón de León, y CLAMAN ser ROBIN HOOD; ejemplo particular de esto último, son los Marques de Galapagar, que pretenden ser Robin y Mariana, con su “castilloplón” protegido por las numerosas huestes del Sheriff Concertinas de Nottingham; que de no distinguir realidad de ficción, también viene la ALUCINACIÓN.