Tags

, , , , ,

“La fuerza con la que dos cuerpos se atraen es directamente proporcional a su masa e inderectamente proporcional a la distancia que los separa” (Newton cuando le cayó la manzana del árbol en la cabeza)

“Hoy se celebra en Calvía la reunión por la problemática de los turistas precipitados” (Última Hora Mallorca, 6/7/2018)

Y sin acordase de Newton…

…Así de bien define este periódico local el enojoso, más que nada por ridículo, asunto de turistas brexitánicos que se les caen, o saltan, o los tiran, que de todo habrá, piensa uno, desde sus balcones, y parece que alguna que otra ventana, en Magaluf , Calviá; llamarle a eso “la problemática de los turistas precipitados”, no está mal, pero que nada mal…aunque de la cutre autoría de esta cursilada no se puede estar seguro, puede que el periódico sea totalmente inocente de la frase, porque a la reunión sobre la que informa, asistieron por lo menos:

-El propio Hay Untamiento de Calviá, como portavoz y ACOGEDOR anfitrión del acto. 

Y POR CIERTO,

Lo de que el dinero crece en los árboles lo dicen los Hay Untamientos, NO Isaac Newton)

Además de un número indeterminado de representantes de:

-La Delegación del GoMierdo en Baleares,

-El IbSalut (curioso nombre del organismo que parece estar más o menos a cargo de las (in)competencias de la Seguridad Social en la Autonotaifa),

-Consellería de Turisme (nuestros turistas), 

-Consulado Brexitánico (tienen una colonia por ahí cerca, en Gibraltar),

-Asociación Hotelera de Palmanova-Magaluf  (propietarios o gerentes de los famosos balcones). 

El alcalde, al final de la reunión dice que han llegado a la conclusión de que la culpa de estas poco edificantes precipitaciones, no la tienen las drogas, ni una combinación drogas-alcohol, sino sólo el alcohol; en cristiano, que pueden ir muy pedos estos brexitánicos caídos, pero que para nada son unos drogatas, faltaría otra. 

En la reunión se recalca también que hay que procurar evitar la venta agresiva de alcohol, sugerencia por demás sensata, porque si al brexitánico le venden garrafón y encima le pegan una ostia, venta AGRESIVA, no es nada de extrañar que le entren ganas de “precipitarse desde las alturas”, ¡toma ya!.

A todas estas que un cirujano que estaba por allí informa que estos sucesos son una lástima, porque, aunque se esté muy sano, si uno cae, le da por tirarse, o lo tiran, de un quinto piso, por poner la graciosa verbigracia, si no se mata, queda muy tarado o lelo de por vida. 

(Y EL VERDADERO CULPABLE DE TODA ESTA “PROBLEMÁTICA DE TURISTAS PRECIPITADOS” RIÉNDOSE DE TODOS)