Tags

, , , ,

“La policía alemana retiene a Puigdemont cuando entraba desde Dinamarca” (Diario la Razón)

Teniendo en cuenta que ayer los medios lo situaban medio detenido en Finlandia, si hoy cruzó en automóvil la frontera de Dinamarca para entrar en Alemania, el conductor era bueno, tan bueno como Clyde Barrow, el chorvo de Bonnie Parker, y casi tan bueno 

como el chófer de Charles de Gaulle. De todas maneras el General de Gaulle fue un Presidente de Verdad en un País de Verdad, y Puigdemont no; así que el chófer del prófugo, aunque bueno, no lo era tanto como el del General francés. 

Vista la pinta del pasajero del carruaje transescandinavo, el FEO es el propio Puigdemont.  

Puntualizado esto, como ya tenemos al BUENO (el anónimo chófer del capturado fugitivo),

solo nos falta el MALO, que a juzgar por lo que dicen en TV3-Catatonia, es Mariano Rajoy,

SOLO FALTABA PONERLE MÚSICA A TODO ESO, Y ¿QUÉ MEJOR LA SINFÓNICA DANESA PARA ELLO? (de Enio Morrricone, banda sonora de la película el BUENO, el FEO, y el MALO)