Tags

, , ,

Temporal en la AP 6, con caos y miles de coches atrapados en hielo y nieve, durante la ventisca del fin de semana de Reyes; pese a que esta Gran Nevada estaba anunciada, y la Agencia Estatal de Meteorología diera la alarma, con fotos del Meteosat y todo tipo de mapas meteorológicos, con sus correspondientes Isóbaras(*) por cierto muy juntas, la IMPREVISIÓN de sus mandos E INCOMPETENCIA de la propia institución, impidieron que la DGT, Dirección General de  Tráfico, diera aviso del grave problema a los usuarios de esta ruta, y que tampoco que tomara medidas y precauciones especiales ante una situación de emergencia. 

Resultado de imagen

Dice la canción, que “si quieres ser conductor de primera, acelera, acelera…”, y aplicándose el cuento, los dos máximo responsables(?) de la Degeté, Dirección General de “Trágico”, no sólo no dimiten, sino que contraatacan; seguramente porque, aunque no lo sepan, son socialistas, o socialistas frustrados, que es lo que son los socialistas que militan en el Partido Popular, y, en menor medida, en el Partido Socialista Obrero Español, “La PSOE” para los amigos, que antes de podemizarse era “socialdemócrata de corte europeo”, signifique lo que signifique la cursilería esa de lo del “corte europeo”, o ya puestos, lo de la socialdemocracia, que malpensados dicen que no es más que comunismo del podemita, pero con vaselina . 

La Degeté depende del Ministerio del Interior, cuyo Ministro echa la culpa a la “empresa concesionaria”, seguramente porque ahora mismo desconoce el nombre de la tal concesionaria, y de paso traslada  el marrón al Ministerio de Fomento, que por lo visto es el (i)responsable de estas concesiones; en cambio el Director General de la Degeté, como es costumbre en “Trágico”, que es como algunos llaman a la Degeté, CULPA A LOS CONDUCTORES. Estos mismos demonizados conductores, a “Trágico” la llamaban “Tráfico” antes de estar tan  hasta los mismísimos de la Degeté, como la Degeté lo ha estado SIEMPRE de ellos, sobre todo 

 desde el reinado del famoso Pere Navarro, anterior Director General de Trágico, por “una gracia” de LA PSOE cuando goMierdaba el Zapatrenes; este siniestro Director de Trágico, además de conceder amplia impunidad a los asilvestrados bicicleteros, y soltarlos libres por las carreteras, es inventor del infantil carnet por puntos, cuando él mismo no sabía conducir, debido a que en aquel entonces no tenía carnet; ahora, como ya tiene  carnet, sabe conducir.

Según la Administración, los trozos de plástico que tienen a bien otorgarnos, y que ponen “carnet de algo”, nos capacitan para todo lo que ponen en el carnet que se nos deja hacer, así que un Director General de Trágico entiende de tragedias si tiene el carnet, y si por un casual, es él mismo quien se lo concede, no veas.

   Y claro, al final tiene que pasar lo que les ocurre a todos lo burócratas, que a la hora de la verdad FRACASAN, aunque cuenten con el valioso apoyo de la Guardia Civil para hacerles el trabajo más complicado y peligroso, mientras en las cómodas oficinas de la Degeté urden y fabrican medidas y más medidas encaminadas a la Solución Final del Problema; el Problema, siendo prácticamente inimputables los demás usuarios de las carreteras, por las propias normativas de estos burócratas, es el Malvado Conductor de Cualquier Vehículo Terrestre a Motor que intente circular, sin meterse con nadie, por la vía pública, vía públicas para ponerles radares de los de poner multas, pero no tan públicas como para no poder cargarle el muerto al concesionario, si es de peaje.

   Al final, tarde y mal, se hace lo que no hay c***nes de hacer con los independentistas catatónicos de Catatonia-Land: mandar al ejército a sacarle al Gobierno las castañas del fuego; van bien los degeteros, sigan echando balones fuera y culpando a los conductores, si hace falta hasta de la muerte de José Antonio; no, de ese no, que la Ley de la Memez Histérica del Zapatrenes lo prohibe, y la Degete sabe muy bien prohibir; de hecho, es lo único que sabe hacer. 

NOSOTROS TAMBIÉN OS QUEREMOS

(*) Isóbaras: líneas trazadas en el mapa que unen los puntos que tienen la misma presión atmosférica; cuantas mas cercanas entre sí las líneas, más inestabilidad, o más violenta, en precipitaciones y viento, la borrasca.