Tags

, ,

40º a la sombra y + 90% de humedad; la sensación de calor extremo, debida a la humedad tanto o más que a la temperatura, no da para muchas virguerías creativas o artísticas, sobre todo en sus variantes más literarias y filosóficas… ( meditadas reflexiones del Sublime Menda Lerenda, mientras se toma sus frías cervezas en el Bar, de paso leyendo el periódico además de…)

Related image Me dice el Necio, que el Cuento Chino Ese del Cambio Climático, es por culpa de mi coche; culpa del suyo no, porque es Coche Oficial, y como el “Kochie Ofisiá es der Puebro”, o sea del Necio, y aunque sólo le sirve para llevar la parienta a la peluquería, antes de pasarse por el mercado, y recoger a los niños del cole, no contamina ni se carga el Planeta Mundial, como hace el mío.

En cambio, en verano, por culpa del efecto de “la caló” en sus ya de por sí perjudicadas neuronas, el Necio del Coche Oficial (“Kochie Ofisiá” le dice) se aventura a concretar aun más, y aunque mi propio coche siga igual de burgués, contaminante, y destructivo que en invierno, al Cambio Climático Ese del Cuento Chino, lo convierte en Calentamiento Global.

Y en estas estaba uno tomándose la Coronita SIN limón, esta cerveza de la Fábrica Modelo de México se debe de tomar SIN limón, y además se llama Corona en el resto del Mundo, y sólo en España, “Coronita”. Y uno, cuando pilla la prensa local, aunque no sea más que por puro cachondeo, se la lee, y como premio al jolgorio y la diversión, más de una vez obtiene ideas para meter aquí, en el Genial Blog. 

Y aunque el calor no acompañe, y ralentice el flujo normal de pensamiento e ideas, el pegajoso ambiente no interrumpe del todo el discurso creativo, sobre todo si no hay nada mejor que hacer. Y en esa taberna (cafetería) en concreto hay otras lecturas adicionales, además del periódico, que a primera vista, y sobre todo si no es desde la barra, se ignoran. Ese día seguía estando el aviso, escrito directamente por alguien, seguramente el encargado o regente del negocio, sobre el esmalte blanco de la puerta de una nevera, “prohibido hablar por teléfono movil”, para a continuación añadir, bastante incongruentemente, un amable “GRACIAS”; una empleada, con “letra de tía”, encima del “prohibido”, había añadido, como aclaración “para los empleados de esta cafetería tal y cual…”(nombre de la taberna), porque en su estado original, el aviso parecía incluir a los clientes,

con el pitorreo que ello había provocado más de una vez desde el otro lado de la barra; a lo que iba, ¿PROHIBIDO Y GRACIAS, todo junto?…hombre, pídeles que “procuren no usar el movil” si vas a darles las gracias, o el manido e impersonal”se ruega” también vale para dar las gracias a continuación; lo de “prohibido” es demasiado radical para luego salir con un “gracias”, pero estas negativas y complicadas reflexiones,

a lo mejor son porque hace calor, y uno no tiene nada mejor que hacer, y con un OJO repasa los avisos y graffiis del bar, porque con el otro el Menda lee el periódico; las personas normales, pese a lo que digan los listos de la Degeté (DGT para los amigos, si tienen), son capaces de hacer dos o más cosas a la vez. Si no fuese así las personas no tendríamos dos ojos, dos manos, o dos pies, y ellos mismos, los de la Degeté, serían incapaces de inventarse tantas normas y normativas lavativas, ni tanta marcial “campaña”, ni que fueran o fuesen Napoleón, el Bonaparte del par de boludas bolas o pelotas. 

Y en estas que el OJO de leer el periódico, el otro estaba ocupado repasando los avisos tabernarios, descubre que el Juan Carlos Monedero dijo algo así como que “si el obrero vota a la ultra derecha, el problema no es del obrero, sino de la izquierda”, frase que el periódico atribuye al Juan Carlos Monedero como original, y estima lo bastante novedosa e ingeniosa para incluirla, en la edición de aquel día, para la posteridad; lo cierto es que mucha gente ha dicho muchas cosas parecidas, sin ir más lejos el famoso proverbio islámico, y la Portentosa Zurdería se adoctrina en todo lo islamista, que dice que “si me engañas una vez, la culpa es tuya; si me engañas dos veces, la culpa es MIA”. Si no ven que este proverbio árabe (la primera vez que me engañes, la culpa será tuya, la segunda , mía) lo ha plagiado y parafraseado el Monedero para decir la “suya”, sobre el obrero que vota a la ultraderecha, es que aquí hay mucho inculto metido en periódicos de provincias, que por algo son de provincias; tanto los periódicos como los incultos que tienen metidos.   

 Este otro dicho moro en concreto se lo puede aplicar toda la Extrema Zurdería, Monedero incluido, aunque sólo sea por estar enmarcado. Pero la frase, o el atribuirla como original a Monedero, no es lo peor; lo peor fue cómo define este tabloide de provincias a Juan Carlos Monedero, al citar la frase: Juan Carlos Monedero, EX-FUNDADOR DE PODEMOS. ¿Cómo se puede ser ex-fundador de alguna cosa?; una vez consumado el acto de fundar, quien o quienes lo realizan, se convierten, irreversíblemente, en fundador o fundadores, por tanto la figura de un ex-fundador es metafísicamente imposible. Se puede ser ex-podemita, ex-miembro de P(j)odemos, pero no ex-fundador; no obstante, no hay que olvidar que este mismo diario es el mismo que sacó, nada menos que en primera plana, lo de “MUJER BRUTALMENTE DEGOLLADA…”, como si fuese posible, como quien regala flores o bombones, hacerlo (degollar a alguien) “con delicadeza”.

Vuelvo con el otro ojo a mirar el graffiti escrito en la puerta de la nevera, y sí, había visto bien: debajo de la “letra de tía”, que aclaraba que el aviso era para empleados, y más abajo, ya con “letra de encargado”, se PROHIBÍA, a esos mismos empleados, el uso de móviles, para a continuación darles las GRACIAS, efectivamente existía, el calor no me había hecho alucinar, esa incongruencia no me la había imaginado. Otro vistazo al periódico me confirma lo de Ex-Fundador; lo de tener dos ojos, pese al calor, o quizá debido a él, es genial, pena que, en mi caso, ambos sean del mismo color.