Tags

, , ,

 

Image result for piden al rey abrir es forti al publico

En la foto, todo trajeado junto al Rey de España, el alcalde de Palma (antes de Mallorca) Antoni (Antonio) Noguera. Conocido como Segundo Alcalde del Pactado Turno del Pacto, de Palma (de Mallorca, cuando Franco), tras el pactado relevo de su colega Hila, medio mandato compartido entre SOVIETS, dos años cada uno, que en su día nos prometió que “mi estilo como alcalde de Palma será  HIPERACTIVO y ejecutivo”. (Ultima Hora, 30 de Junio 2017). Y todo, con perdón a tanta redundancia, en alusión a los pactados pactos, del Pacto de Desgobierno de la Portentosa Zurdería, para que no gobierne el Partido Popular en esta autonotaifa. 

  •  Image resultY cuando al Rey, que pasa unos días de recreo y asueto en Palma (de Mallorca cuando había ORDEN), se le ocurre, como cada año, lo de la recepción a las autoridades locales, y el edil de Palma (antaño de de Mallorca), para no ser menos que el Balti, el del calzado de tironero, que informó al Monarca de que  tiene súbditos suyos bajo las carreteras y caminos del Reino, ocupados en defender la democracia y todas esas cosas, ¡con la caló que hassse!, para no quedarse atrás, y demostrarnos lo hiperactivo que puede llegar a ser, va y le pide al Rey Felipe VI que le pida (otra redundancia, ya sé) al ejército que ceda , al Hay Untamiento de Palma (de Mallorca en tiempos de los fascistas), Es Forti (El Fortín)  y la Torre d’en Pau (Torre del Pablo), con el pretexto de que a estos sitios, de titularidad militar, no se les da un uso castrense, o al menos, y según su “experto” criterio, el suficiente uso guerrero como para no cedérselos al Hay Untamiento.   

 Dados la escasos conocimientos militares del Noguera, la sospecha de que este REGIDOR se RIGE, dicho otra vez con perdón de posibles redundancias, por estultos criterios basados en que en esos lugares se escuchan pocos tiros, para asegurarnos de que el Ejército Español no les da bastante uso militar, se confirma. Estos lugares del Fortín, y la Torre del Pablo, hace tiempo que son clubes cívico militares; como su propio nombre indica, el uso y la estancia en estos sitios son uso mixto de, ¿van adivinando? … personas, tanto civiles como militares; premio para el que, a estas alturas, haya captado la idea. Y, entonces ¿qué es y cómo funciona un club?. La explicación que viene a continuación, de lo que es un club, y de lo que son sus socios, es sólo para Melones Progresistas de la Complutense y Portentosa Zurdería, y por tanto, los seres humanos normales se pueden saltar la tediosa lectura.

  Ante todo, y principalmente, un club es una entidad privada formada por sus socios, que componen un grupo de personas humanas (¿suena?), con intereses comunes, y que comparten actividades específicas, como por ejemplo la pesca o la caza, aunque el propósito de un club también puede ser más generalista, como reuniones sociales o simple compañía, dicho coloquialmente, tomarse una copa con los amigos mientras se lee el periódico, o se juega al parchís; tan sencillo como esto.

Un club suele tener también una sede, o sedes, y unas instalaciones, aunque esto sea secundario al club, cuya parte principal, son los socios; socios e instalaciones, y aquí entran las cuotas que pagan los socios. Para que incluso un mono lo entienda…

 …la pasta que los socios apoquinan en cuotas se destina al mantenimiento y gastos de instalaciones, y a las actividades del club; a partir de aquí,  hasta el más progre de los tontos  puede entender que el uso y entrada en terrenos, edificios, e instalaciones de un club, es potestad exclusiva de los socios, y/o sus invitados. EL SOCIO ES CO-PROPIETARIO DE UNA PROPIEDAD PRIVADA, derecho a la propiedad, que junto al de reunión, están reconocidos, ahora, por la Constitución, y antes, por el Fuero de los Españoles. 

 Related image

Y con estas imágenes de perroflautas ejerciendo su complutense derecho a reunirse, a lo mejor la Portentosa Zurdería local comprenderá mejor que el Fortín y la Torre del Pablo deberían pedirla a los socios (civiles y militares) del club, antes que meter al Rey en un compromiso; además, ¿no habíamos quedado en que eran republicanos?. 

¡A PASTURAR!