Tags

, ,

Porque rodear el Congreso de los Diputados también se trata de corrupción; el jugar con lo que NO ES DE UNO es corrupción “de la otra”, pero corrupción al fin y al cabo. Y las Cortes no son para jugar a la “corrala”.

Al niñato no le han dejado jugar con un títere que creía suyo, pero que al final resultó no serlo, y se lo quitaron. El Partido Socialista, al que el maleducado ambicionaba primero controlar a través de un títere, y luego aniquilar mediante un Frente Popular de Extrema Zurdería, obligó a dimitir a Su Secretario General Dispuesto A Lo Que Sea Con Tal De Ser Presidente; incluso a Ser El Títere Del Complutense Pablo Iglesias.  

Es habitual travesura de niñato, impulsado por una rabieta cuando no se sale con la suya, el coger cosas ajenas, que a priori no tienen por qué ser juguetes, y jugar con ellas hasta romperlas o estropearlas; o eso hace el niñato si se le deja.

Image result for peter panEste comportamiento tan común, fruto del mal perder que tienen los energúmenos niñatos, tiene categoría de síndrome, complejo, y psicosis. Síndrome de Peter Pan, el eterno pre-adolescente del cuento (no tan infantil) de James Matthew Barrie, Peter Pan and Wendy, y sus aventuras en el País de Neverland; nombre, el de Neverland (País de Nunca Jamás),  que es muy apropiado para el surrealista lugar donde transcurre la historia.

Pero el cuento, en la vida real y con personajes reales, no tiene gracia ni encanto; sobre todo porque el Peter Pan Verdadero, al contrario que el de ficción, carece de coraje, simpatía e imaginación, es más territorial que terrestre, y no vuela…ni tampoco tiene una Wendy que le quiera un poco, sólo alguna hija de papá jugando a proletaria, una infatuada que dura lo que dura, por lo general muy poco.

Pues la rabieta que le mueve, sirviéndose de sus violentos esbirros de la Complutense, a impedir al ex-presidente Felipe González pronunciar una conferencia en otra universidad, la “Autónoma”, es propia de un Niñato y es la misma rabieta que ahora le impulsa a rodear el Congreso, y a prometer, para más adelante, convocar una huelga general; así usurpa al obrero su papel, hoy día dudoso, de proletario explotado por el capitalismo, PERO NO LOS CALLOS EN LA MANOS; el “trabajo” en la Complutensis Akademic Lumpen Proletariat da para callos, pero para un plato o tapa de Callos a la Madrileña, pero no para los que se tienen en la mano…por un trabajo real.

A nadie se le escapa que lo del 15 M fue obra de niñatos; hay manuales que explican a los niñatos cómo se maneja una asamblea; en la Complutensis de We Are Waters tienen estos manuales, escritos y mejorados. Por fortuna, llegados a un punto, el mundo académico es más teórico que práctico; se quedaron sin su Títere.

Image result for pablo iglesiasY es que el corrupto, como el niñato, en el fondo no es más que un maleducado.