Tags

,

Cosas que poco o nada cambian…

De camino al Gran Cañón se nos ocurrió entrar en un museo de aviones, el Planes of Fame Air Museum de Williams AZ, y nos encontramos, detrás de un Messerschmitt 109, un avión español, el famoso Saeta. El museo, como es natural, está situado en un aerodromo; pero en general, el material que vimos en ese momento no estaba en condiciones de volar; a tener en cuenta que hay otra sucursal del museo en Chino, CA. Ver el Saeta en el hangar, en lugar preferente entre tanto histórico, fue una agradable sorpresa;   

afuera están el  Migs 15  un Gruman F 11 (ex Blue Angel), un F 84 (“el Sabre del pobre”), un par de Convairs 240 comerciales…museo de mérito, teniendo en cuenta que su financiación es en un 99,99% privada.

Y fuera de los museos, las cosas tampoco cambian mucho… 

En imagen, aerodromo de Sedona, orientación pista (asfaltada) 03-21 (NE/SW), longitud 5129 ft (1600 metros), ancho 100 ft (30 metros); detalle importante: dispone de una excelente cantina (de hecho es un buen bar-restaurante) y de mangas de aire para informar de la dirección e intensidad del viento. Detalle menor: carece de torre de control; si no eres muy locuaz, tampoco es tan grave.

A 4.830 ft de altura (1500 metros), el aeropuerto, situado en lo alto y a lo largo de una montaña en forma de mesa, como muchas otras en esta región, “mesa” convenientemente orientada según los vientos  dominantes, fue inaugurado en 1955, y la pista era de hierba y tierra.

Con el tiempo, la hierba que no se comieron las Vacas Mugientes y las Veganas Opinantes, se la fumaron los Hippies; a las Vacas se las comieron los Pilotos en el restaurante,

que dispone de barbacoa al aire libre, a las Opinantes Veganas, una empanada mental con lo del cambio climático, les llevó a la tumba,

y a los hippies que no recogieron a tiempo sus papás californianos, se los comieron los coyotes arizonianos; total, que decidieron por fin asfaltar la pista, tal y como ahora está. Así, además, cuando llueve no se les embarra; todo ello, combinado con su completo surtido de cervezas, y su más que selecta cocktelería, hacen de este aerodromo y su cantina-bar un lugar recomendable para todos, incluso para los californianos que buscan experiencias esotéricas, como campos de fuerza espirituales y/o extraterrestres, amén de otros fandangos fantasmagóricos.

Y sin tanta chorrada esotérica, y algo menos glamoroso, pero con torre de control y todo, está el aerodromo de Chandler (en el Valle) y su Cantina-Café…que últimante abre de 7 AM a 2 PM…a partir de las dos de la tarde, hace demasiado calor.

  Para beber, anuncian y recomiendan sus especialidades de la casa, que son el Bloody Mary (zumo de tomate con vodka) y un cocktail de champagne que no conozco, pero que puede estar bueno…el sitio se llama, con propiedad, Hangar Café y es aclamado por público y crítica.

Y es que, en el fondo, cuando están bien, poco cambian las cosas…

Arizona, 15 de Agosto 2016, con el lio del horario.