Tags

, ,

SEDONA AZ

En el Norte del Estado de Arizona se ubica Sedona, población de 10 mil habitantes situada a 113 millas (113 millas x 1.6 = 181 Kms) de Phoenix, a medio camino del Gran Cañón, que queda algo más al Norte. Casi todo el recorrido transcurre por autopista, la I-17 (Interestatal 17), por lo que el viaje, salvo imprevistos, es razonablemente rápido y cómodo. El nucleo poblacional da nombre (Sedona) a sus alrededores…

  …cuyas vistas no desmerecen en absoluto a las del Gran Cañón; con una elevación media de 1400 metros la temperatura es fresca incluso en verano, unos 30º celcius menos que en Phoenix y el desierto; de unos 18º en Sedona o Gran Cañón,  frente a los 40º de la capital y valle. El color rojizo de las rocas, ricas en óxido de hierro, combinado con los verdes de la masa forestal, contribuyen a

la belleza del entorno, única en el mundo; la variable incidencia de la luz solar debida al paso de las horas y la presencia o ausencia de nubes, hacen que

 el aspecto de cada rincón varíe en cada momento y que el viajero tenga la impresión de estar en otro planeta.

Las reservas naturales de los condados de Coconino y Yavapai (estos nombres NO son cachondeo) convierten al sitio en lugar turístico, ideal para excusiones, senderismo, contemplación y estudio de la fauna, pero hay que tener cuidado con 

algunos de los bichos locales, porque pueden resultar ser muy mala companía.

Por todo ello el lugar es turístico, agradable…y caro, “se hacen querer y se lo cobran”a la hora de “pagar las cañas”, si sabeis a lo que me refiero. El turismo, como ocurre en casi todos los EEUU, es mayoritaramente interior y se cuida con mimo, y está bastante mejor tratado que en algunas de nuestras ciudades españolas, con permiso de la Karmena y la Colau, pese a que en mayor o menor medida, todas sean turísticas; los turistas que vienen a Sedona no están tan internacionalizados como los que acuden al Gran Cañón o al Yosemite National Park, por poner dos ejemplos, pero aún así no es raro, a la hora del desayuno, oir hablar en francés en una mesa cercana y en tagalok en otra un poco más allá…

…y hablando del más allá, parte importante de este atractivo turístico es “esotérico”…por llamarle algo; muchos sitios (Vortex) de  Sedona, tanto urbanos como forestales, se supone que tienen propiedades mágicas, sobrenaturales, espirituales, místicas, budistas, tibetanas, extraterestres, o fantasmagóricas,

lo que ya son ganas de hacer más o menos 

el indio, con perdón de los semi-exterminados nativo-americanos, que no tienen nada que ver con estas

  extravagantes prácticas, aunque a algunos asentamientos antiguos se les atribuyan estas propiedades ajenas a la ciencia. Algunos entusiastas del tema, o del lucro que proporciona este tipo de turistas-visitantes, atribuyen propiedades mágicas hasta

a estos árboles retorcidos tan monos…y creánme, que aquí, “de haberlos, haylos”… por todas partes, y de no haberlos, hay que inventarlos; el propio  aeropuerto de Sedona (destinado a uso privado y deportivo) es considerado mágico por algunos, aunque no se llega al extremo de   “decorar” con piedras su única pista,

orientación 03-21 y 1500 metros de longitud; más que nada porque no sería del gusto de la FAA ni de los propios pilotos.

Ni que decir tiene que los visitantes adictos a este tipo de “actividades paranormales” son casi todos californianos, 7 de cada 10 coches que pueden verse estacionados en las inmediaciones de estos “vortex” (vórtices) mágicos lucen matrícula de California…y no podía ser de otra manera. Tanta afición a las ensaladas y dietas veganas agilipollan al más pintado, además de que abusar de la hierba es malo, aunque sea tan sólo fumándola; imaginaos masticándola y tragando .

https://i0.wp.com/www.krazykyote.net/images/featured-sedona-vortex-tours.jpgRepitan conmigo…Ummm – Ummmm – Ummmm….¿sienten la energía cósmica?.

  Y con este inquietante video os dejo de momento; desde Arizona, a media tarde del Sábado 23 de Julio 2016…(Crónica 12)