Tags

, ,

Et en habiéndonos llegado recientes, a la par que preocupantes, novedades desde Velez Málaga, en la antigua Metrópoli, traídas en intrépida travesía por Osados y Leales Argonautas, Navegantes de Tempestuosas Aguas en Abisales Tinieblas, Audaces Tripulantes de Vuestros Reales Bajeles,  y, nos, Fieles Vasallos que escriben estas Crónicas desde los Nuevos Territorios, turbados por las malas nuevas, creemos haber dado con remedio y alivio, cuando no solución definitiva, a las cuitas y tribulaciones de los Emergentes Justicios Ciudadanos.

Debido más al azar y a la fortuna, que a ingenio o talento, sabed Vuesas Mercedes que hemos encontrado en las Nuevas Tierras una Comunidad, que por sus 200 años de existencia, y dedicación a menesteres de Erradicación de Corruptelas Ajenas y Protección de la Moral Pública, ha captado nuestro interés, y creemos digna de seria consideración para tratar el desagradable asunto que nos ocupa; si Vuecencias habéis tenido a bien leer la última Crónica (7ª) que nos, vuestros leales vasallos, tuvimos el atrevimiento de haceros llegar para someterla a vuestro ponderado estudio y superior opinión,

sabréis que nos referimos a los Mormones, denominación con la que conocemos a los seguidores del llamado Libro de Mormón, y que ya apuntábamos como plausible y recomendable ejemplo para nuestros Justicios y Emergentes Ciudadanos, adalides de Justicieras Cruzadas contra Aviesas Corruptelas en Casa Ajena; pese a que en sus comienzos, la encomiable labor de limpiar moralmente a los demás, iba por buen camino, pronto el Noble Empeño de los Emergentes Ciudadanos se vio comprometido por reveses de la Diosa Fortuna, que mal aconsejada por los caprichosos Hados, les dio la espalda en los traicioneros vaivenes de la vida política en la Antigua Metrópoli.

Y es en Vélez Málaga donde está el punto de origen de la penalidades que asolan a los Emergentes y Ejemplares Cruzados Contra la Corrrupción de los Demás; y vade retro, que a fe nuestra, es uno de los propios Cruzados para La Ética de Otros quien ha desencadenado, con sus etílicas y descontroladas libaciones al volante de un carruaje sin caballo,

grave escándalo y consternación entre sus ya ex-colegas Cruzados de la Emergente Causa de la Lucha Contra los Pecados Ajenos. El Torcido Justicio, ostenta el cargo de edil o concejal, como Vuesas Mercedes prefiráis llamarlo, del Exceléntisimo (en tiempos del Invicto Caudillo) Ayuntamiento de Vélez- Málaga; los hechos, por haber ocurrido en el tiempo LIBRE del concejal, y NO SER OFICIAL el carricoche  por él manejado

durante las festividades, serían poco importantes, y casi anecdóticos en cualquier otro grupo o partido, pero en el caso que nos ocupa, por haber hecho de la Rigidez Contra las Malas Conductas Ajenas, credo y bandera, a la natural verguenza propia se le añaden la befa de los DEMÁS amén del escarnio de los OTROS; inevitable era que tarde o temprano aconteciera un hecho de esta índole, de por si molesto, pero letal para todo quien se las de perfecto. 

Y es aquí donde lo aprendido a base de esfuerzo, sacrifcio, y más de un disgusto, the hard way, por los Mormones (Iglesia de los Finales Días y no sé cuantos Santos) puede ser de ayuda para los Rectos Cruzados:

Lo primero enseñarían:

-Que la rigidez e intolerancia son sólo recomendables de “puertas para dentro”, en americano “mind your own busines”; ocúpate de tus asuntos y deja en paz a los demás.

Y que en todo momento, la cortesía y discreción deben presidir las relaciones entre propios, y  (pero) SOBRE TODO con extraños.

-Además de admitidir que hay unas normas generales para la convivencia de TODOS, que TODOS deben respetar, la conclusión lógica es que una Comunidad en particular no puede ni debe imponer ninguna norma de esa misma Comunidad a PERSONAS O GRUPOS ajenos a esa comunidad. 

Aunque uno sea perfecto, los demás no tienen porqué serlo; COROLARIO: los demás también tienen derecho a creerse perfectos.

-Amén de que para afear la conducta de alguien, y/o sacarle los cuartos, primero hay que convertirlo en uno de los tuyos.

Esto los mormones lo han aprendido poco a poco, tardando casi 200 años, y con la experiencia que da el haber tropezado con la Ley, el Estado, y otros miembros de la sociedad; el conjunto es siempre MAYOR que sus partes. 

Los Justicios Emergentes del Reino de España tienen mucho que aprender de los Mormones.

Si bien somos de la (humilde) opinión de que la  solución ideal para el bienestar de la Antigua Metrópoli sería la de que los Justicios Emergentes se metan ellos mismos a Mormones y emigraran o emigrasen a Utah; pero eso sería demasiado pedir a…la Iglesia de los Últimos Santos en Espera el Fin del Mundo o como se llame, o acabaría llamándose si aceptaran o aceptasen acoger a los del Justicio Partido Emergente ese en sus filas; o aún peor, en su seno. 

En Arizona, todavía 4 de Julio de 2016, 11,59 horas locales.