Tags

,

   (En la imagen, Templo Mormón en Gilbert, Arizona;  es el más nuevo de los cuatro templos mormones que hay en Gilbert)

Notas sueltas para una plausible Alianza Anticorrupción Mormónica, para nada  Borbónica, con cierto Partido Emergente que hay en España, antigua Metrópoli de estos Nuevos y Áridos Territorios.

Estas observaciones son breves e incompletas, basadas en lo poco visto y en lo que por aquí me cuentan, en más de un punto seguro que inexactas, esto último debido a error o desinfirmación, que no a invención ni mala intención; no obstante estas carencias académicas para nada afectan a la similitud

entre la Iglesia de los Mormones y un Partido Político, Santurrón y Emergente, que hay en España. Pero juzquen Vds. mismos:

-La presencia e influencia mormónica en el estado de Arizona, aunque importante, no es tanta como la que tienen en su propio feudo, el vecino Estado de Utah, cuya capital, Salt Lake City, viene a ser algo así como el Vaticano de los Mormones; o por no descriminar,  el  equivalente a la Meca del Moro, que en verdad os digo que Obama dice que”no está el horno para mucha islamofobia ni variados olvidos”.

-En este clima desértico, sorprende que muchos comercios textiles oferten surtidos de corbatas de calidad, variadas, y por lo general discretas y de buen gusto; ello es debido  

a que sus normas de vestir incluyen esta prenda, junto a camisa blanca y traje oscuro, del que, por razones climáticase, les está permitido obviar el uso de la chaqueta, siempre que mantengan en su sitio los pantalones; por la misma razón, la camisa es de manga corta. Y, ya que las labores de proselitismo son prioritarias, zapatos negros, robustos y funcionales, de suela gruesa adecuada para largas caminatas, como las de sus misioneros, complementan el uniforme.

Muchos jóvenes de esta creencia y cultura escogen dedicarse a las misiones, sobre todo en el extranjero; es uno de los modos mejores para perfeccionar su espiritualidad, y también uno de los más rápidos para promocionarse socialmente en la comunidad. En las ciudades españolas no es raro verles caminando de un lado a otro, y uno junto al otro, por parejas; en el extranjero están las misiones mejor cotizadas, cuanto más lejos mejor, y el transporte motorizado, tanto público como privado, parece que lo tienen más o menos restringido por cuestiones de presupuesto, ya que los gastos de esta confesión se financian con los diezmos (literal) de sus miembros. Una décima parte (diezmo) de las rentas de cada uno es para esta Iglesia del Fin del Mundo y de Todos sus Santos (Church of The End of the World & All of Their Saints); puede que no sea este exactamente el nombre de la iglesia, pero en todo caso suena muy parecido (OK, maybe it’s not exactly the church’s name, but its close enough anyway).

-Los mormones pertenecen a la Iglesia de los Santos de los Últimos Días (Church of Jesus Christ of Latter-Day Saints), ahora parece que lo he pillado, (now it seems that I got it right), una confesión cristiana fundada por Josep Smith en los años 1.820s en el área Norte del Estado de Nueva York (Upstate New York). Tras la muerte de Smith, en 1844, y liderados por su sucesor

Brigham Young, que resultó serles una especie de Moises,  migraron al Oeste hasta recalar en lo que después se convirtió en el Estado de Utah, su feudo y núcleo geográfico actuales. Utah limita por el Sur con el Norte de Arizona, ambos territorios pequeña parte, en términos relativos, del antiguo Virreinato de Nueva España.

-La historia de las migraciones al Oeste (Far West), y posteriores asentamientos, es famosa por episodios que envuelven tiroteos, duelos, disputas territoriales, luchas fratricidas entre los mismos pioneros, y guerras genocidas contra los nativo-americanos, que terminaron con el exterminio de muchos de estos nativos, y con el internamiento de los pocos que se libraron en reservas.

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/5/51/WagonTrn.jpgLos mormones no fueron ajenos a estos fenómenos popularizados por Hollywood; de hecho parece que su migración al Oeste estuvo plagada de conflictos serios con otros colonos, hasta que se quedaron en Utah…en donde se dice que atacaban a otros pioneros, y al menos vez parece que lo hicieron de verdad; sólo la llegada e intervención del ejército hizo que se acataran (a regañadientes, y poco a poco) las leyes federales; de hecho no abandonaron, oficialmente, la práctica de la poligamia hasta 1890.

-Está claro, pues, que nunca hay que confundir a los mormones con los pacifistas Testigos de Jehová, ni mucho menos con los pacíficos Amish. Al contrario que estos grupos religiosos, los mormones no le hacen ascos al Colt. En sus zonas de influencia, sobre todo Salt Lake City-Utah, muchos ocupan cargos electos o designados de Sheriff o en la Policía, ademas de cargos ejecutivos en bancos locales, y cargos políticos y administrativos como gobernadores, alcaldes, jueces, o fiscales. A promocionarse para esto ayuda mucho el haber sido misionero, sobre todo en el extranjero.

-La Iglesia del Fin de los Santos en sus Últimos Días (The Church Of The Saints End on Their Lasts Days), creo que la he vuelto a liar con el nombrecito (Fucked up again with the name), declara no profesar creencias políticas, pero anima a su militancia a que esté al día, y a los miembros que puedan, que participen en política, ya sea como simples votantes, ya sea como candidatos, ayudantes,  asesores…o propagandistas. En Utah son especialmente activos e influyentes.

-Proclaman no ser católicos ni protestantes, ya que son de la creencia de que el verdadero cristianismo se corrompió y perdió poco después de Cristo.; naturalmete su confesión es la única que, mucho después, y en función de lo revelado a su fundador Josep Smith, fue iluminada con la Verdadera Esencia del Cristianismo. Todo lo demás es corrupción.

-Este puritanismo anglosajón, aunque NO protestante, les lleva al extremo de prohibirse el consumo de sustancias que consideran estimulantes o estupefacientes, en las que incluyen alcohol, tabaco, y café, aunque sea en cantidades moderadas; en cuanto a la inclusión del té en la lista, parece que se trata de un rumor o malintencionada exageración.

-Y son justamente estas característas las que hacen factible y deseable la idea de una alianza entre estos dos grupos, el uno una Iglesia Americana de casi 200 años, que ha aprendido a ser tolerante, y el otro un Partido Emergente  de hace 2 días, ubicado en España, intolerante y un tanto  anticatólico, que cuando menos te lo esperas, se apunta a un bombardeo y es menos predecible que una escopeta de feria.

(Idea a desarrollar en próxima Crónica, e inspirada en ciertos acontecimientos ocurridos recientemente en Vélez Málaga, España; quien avisa no es traidor)