Tags

Y ya instalados en los áridos Nuevos Territorios, la inspección, que Vuecencias# RED, habéis tenido a bien encomendarnos, comienza a buen ritmo; et en habiendo notificado y dado cuenta de nuestra feliz llegada, a salvo y de una pieza, pese a ciertos incidentes menores con alguna fauna migratoria que nos acompañaba en el Veloz Bajel Volador, estimamos oportuno haceros llegar, mediante este Real Blog, siempre vuestro Leal Mensajero de Confianza, nuestras primeras impresiones, necesariamente incompletas debido a que en estas partes de Nueva España, ahora de los Estados Unidos de América, las novedades y acontecimientos han sido harto abundantes desde la disolución y abandono de este tan Noble Virreinato.

Aparte de la nueva titularidad (EEUU, como como consta a Vuecencias), clave de todas las demás novedades, pasamos a rendiros somera descripción de lo observado, nuestras primeras e incompletas impresiones,

en la pequeña porción del Árido Lugar que por ahora pudimos visitar; mas, como el Sabio Refranero del Reino de España, antigua metrópoli de estos Nuevos Territorios, bien nos enseña, “en todas partes cuecen habas, y en casa de nos, a calderadas”, así que las extrapolaciones y las generalizaciones son por fuerza influidas, en gran medida, por nuestro español punto de vista.

       Sepan que un intrincado sistema de calzadas permite la circulación de los carrujaes (sin caballos) de los habitantes de estas tierras; variopintas carrozas que van desde camiones “trailers” de 18 ruedas (en Europa los más grandes son de 16 ruedas) hasta los diminutos Mini Cooper “ingleses”… de la BMW alemana. Las camionetas “pick up” y los Jeeps americanos son muy populares, pero las marcas predominantes (con excepción de camiones y jeeps) son japonesas…la GM ha dejado de ser popular, y la Ford y la Chrysler (salvo algunos modelos puntuales, como la F 150 o los Dodge Charger o RAM) van por el mismo camino; todo ello gracias a la mala gestión de estas empresas (demasiados asnocutivos y directivos yupis) y a los sindicatos, por lo de siempre,  el destructivo y suicida comunismo subyacente que siempre hay en estas instituciones “de clase”).

La misma aridez y monotonía del paisaje hacen que todas las “carruajepistas”, casas, y centros comerciales, parezcan iguales, y ello hace aconsejable, para los extraños no habituados, el uso (y estudio previo) del mapa de carreteras, no sobrando, para quien este familiarizado con su uso, la ayuda de una brújula o compás; si se es muy corto de luces se puede recurrir a sistemas GPS adaptados para…tontos. Aquí no todos los caminos parecen llevar a Roma, y si llevan, nuestras modestas exploraciones aún no nos lo han confirmado.

No obstante, y de momento, básteles saber a Vuesas Excelencias, que la abundancia y calidad de las calzadas de este trozo de Nuestro Antiguo Virrenaito, es superior a las que encontramos en tiempos de nuestro muy noble adversario Moctezuma, amén de que contrastan agudamente con la ausencia de Calzada o Real Camino alguno, obras nunca antes acometidas por los pocos antiguos  nativos de estas tierras cuando, siglos hace, buenamente intentamos hacerlos servir a nuestro Rey amén de cristianizar en nombre de Dios.

En próxima Crónica hablaremos, entre otras cosas, del aprovechamiento de los recursos hidráulicos, que poco a poco han hecho mucho más habitables estas Nuevas Tierras.

Y con esto me despido por ahora de vuestra grata compañía y doy fin a esta Segunda Crónica de las Nuevas Tierras, para atender a mi nativa descendencia, infantes e infantas en su hora de desayuno.

Arizona, 19/6/2016, 8.44 AM (Madrid time – 9 horas)