Tags

, ,

 

Tranquilos, como ya no son comunistas, no hay peligro; disfruten, sin embargo, de la música, que sigue siendo muy buena.

De momento, entre el mal tiempo que hace en todo el país, y la frustración de que se han quedado sin “su” Frente Popular, por imposibilidad de pactar un goMierdo de “cambio” o como lo llamen, la fiesta del trabajo, o más bien el festival de 

banderitas republicanas, se prevé deslucido y mustio; menos mal que el tan criticado gobierno en funciones va y le

cuelga una medalla de Mérito al Trabajo a Cándido Méndez de la UGT, Unión General de Trabajadores, por ser capaz de pelarse, el solito, la cáscara del marisco; en cambio, al de CCOO, Ignacio Fernández Tocho,

por lo visto SÍ hay que pelarle las gambas, motivo por el que la medallita  ha ido a parar a su antecesor en el cargo, Jose María Fidalgo, al que su experiencia como cirujano ortopédico le permite, sin ayuda de MAMÁ, abrir con suma facilidad crustáceos para comerse lo de dentro.

Y hablando de mamá, y como hoy el ambiente no está como para muchas celebraciones callejeras, y también es el DÍA DE LA MADRE, la buena idea sería que el que pueda visitara o visitase a la Madre, para regalarle flores y/o bombones, y si se quedara o quedase a comer en casa, por lo menos ayudara o ayudase a poner (si supiera o supiese) la mesa, para luego luego recoger y fregar los platos.

AL FIN Y AL CABO,  LA MADRE, ES LA ÚNICA QUE TRABAJA, COMO UN ÁNGEL, POR AQUÍ.

FELIZ DÍA DE LA MADRE 

  (Dedicado a Plácida, la mejor Madre del Mundo.)