Tags

, , , ,

La CUP (Candidatura de Unidad Popular), marxista y separatista, mejor conocida

como “The Flequis of don Antonio”, se ha dado cuenta de que la fabricación de compresas, específicamente las destinadas a higiene menstrual, también son negocio. Y es justamente a hacer negocios a lo que se dedican la Burguesía Nostálgica Post-Franquista, el Capitalismo Imperialista Amero-Sionista, y demás enemigos de la Catatonia Lliure (CataluÑÑÑa Libre) con sus Industrias Explotadoras de las Ignorantes Masas del Orbe; es gracias a la sagacidad de las Flequis de don Antonio en Manresa, tan evidente en la siguiente imagen,

 que ahora el Mundo Mundial, Urbi et Orbe, se da cuenta de que este Hostil Tejido Industrial también fabrica las compresas y tampones que financian el Complot Anti-Catatanista Planetario, y de paso coartan la LIBERTAD DE SANGRADO FEMINAZI.

     

Tal y como la Moral Cristiana, escandalizándose, les priva practicar sexo en el Metro.

Aunque algún fascista, machista como todos los fascistas, cree que lo que les puede impedir esta práctica impropiamente ferroviaria, según el Nacionalismo Hispano Católico, en el subsuelo de la Ciudad de la Colau de los Manteros, es la iluminación eléctrica de andenes, vagones, y estaciones; con la luz apagada quizá se comerían un rosco; dudoso, pero remotamente posible.

Y volviendo al tema sangriento (bloody) y sanguinolento de la sangrante Manresa, las Flequis proponen las esponjas marinas como alternativa a los tampax, aún a riesgo de perder las simpatías de ecologistas y verdes, con los del Pipí Verde, Green Piss Off o Greenpeace para los amigos, en cabeza; son de la opinión de que a las

Criaturas Marinas hay que respetarlas tanto como a las Terrestres, pese a ser adoctrinadas, desde la infancia, en el Sangriento Independentismo.