Tags

,

 Así tituló Joaquín Sorolla este cuadro suyo de finales del siglo XIX, que representa a un pescador herido en alta mar, atendido por dos compañeros; “y luego dicen que el pescado es caro…y madre no hay más que una y a ti te encontré en la calle”parece que pensaba el académico y escritor  Félix de Azua cuando dijo que “Ada Colau debería estar sirviendo en un puesto de pescado”; con ello se nos ha adelantado a los demásgenios ingeniosos a quienes tampoco nos gusta el pescado.  Qué se le va a hacer, otra vez será; que se nos ha pisado una buena idea, a los demás genios, para describir a la Colau de los Manteros, Alcatriz de Barcelona, es la cruda realidad que, con nuestra

 característica deportividad, tendremos que soportar. Muchos detractores de esta modelíca alcatriz, apuntan que no sería una buena pescadera, ni despachando, ni gestionando una pescadería, y alguno más guasón va más allá asegurando que “la Colau de los Manteros, como pescadera, acabaría cortándose un dedo que terminaría apareciendo en la bullabesa de algún piscívoro, y 

¡UUUGH QUE ASCO!. Para gustos, colores; y hablando de gustos, los partidarios de la Colau de los Manteros, y la misma alcatriz, queda más fino decir alcatriz que alcalda o alcaldesa, tildan al bueno de don Félix, no a este que suscribe, sino al académico de la RAE, de machista y clasista, reservándose los epítetos de Homófobo e Islamófobo para mejor ocasión, pese a que también ataca, el miembro de la RAE,

 a la Complutensis Akademic Lumpen Proletariat Of  We’reWaters, Complutense de Somosaguas para los amigos: “Lo que ha salido de la Facultad de Políticas de la Computense es lo más ignorante del país”, dijo sin cortarse un pelo. 

  

Quienes a todas estas no dicen nada son las señoras pescaderas, demasiado atareadas para estas tonterías, y molestas por los impuestos de la Colau de los Manteros, que ya tiene cedidos 5 edificios enteros a los Okupas, pagándoles la luz para que no se molesten en engancharla ilegalmente; sólo falta que autorice a sus manteros que vendan pescado por la calle.  

SERÍA EL ARMA DEFINITIVA PARA ESPANTAR A LOS TURISTA QUE VISITAN LA CIUDAD…¡UUUUHG!