ANDRES BODALO INGRESA EN PRISION, CONDENADO POR AGRESIÓN A UN CONCEJAL DEL PUEBLO DE ¡JODAR!. (Pablo Iglesias exige que se le indulte)

Las comparaciones son odiosas, y eso alegan, según su peculiar punto de vista, toda clase de individuos gandules, mediocres, o fracasados de la vida; estos fracasos lo serían, por lo general, debido precisamente a su vagancia y mediocridad; la total carencia de talento es una constante en estos tipos. Y es en grupos o partidos de la “nueva” zurdería donde quieren tener “apoyo estatal” estos desechos humanos que parasitan las sociedades productivas de  países formalmente democráticos; de estos subproductos humanoides forman parte todo tipo de delincuentes, terroristas, o degenerados,

que para subsistir necesitan que  “los suyos” lleguen a gobernar gracias a sus votos. Cada vez con mayor frecuencia, “los suyos” y “ellos” son los mismos primates, unos e indivisibles. La sociedad igualitaria que preconiza la extrema zurdería se fundamenta en combatir cualquier cosa que parezca una meritocracia.

    Ni el esfuerzo y el talento para adquirir conocimientos, ni la excelencia en la ejecución de proyectos y trabajos,  pueden tener recompensa en estas “modélicas” sociedades; especialmente debe evitarse que valores como la ética, el criterio propio, y el valor personal, tengan su premio en la mediocre sociedad que quieren para nosotros.  De ahí sus fobias al cristianismo, a todo lo castrense, y a la iniciativa individual; estas instituciones, creencias, y modos de ser, junto con la iniciativa propia, precisan de PRINCIPIOS y no de eslóganes ni de consignas encaminadas a fomentar la mediocridad.

 Odiosas aunque oportunas comparaciones, por ejemplo con el “otro” Bódalo, el inolvidable actor José Bódalo, 1916-1985, célebre por sus trabajos en cine, teatro, y televisión, de quien se cuenta que era capaz de interpretar un personaje principal en una obra de teatro, sin equivocar el diálogo, a la vez que escuchaba (pinganillo conectado a una pequeña radio de transistores) un partido de futbol…nada que ver con otro actor, militante de la extrema zurdería

  el inefable Willy Toledo, “artista” sin actuaciones importantes conocidas, y cuyo talento le suponen…los suyos, como se les supuso

en su día a los de la ceja, una peña de artistas que apoyaban al Zapatero, muchos de ellos actores más o menos conocidos; ahora es cuando alguno me pedirá: “define talento”…a lo que contestaría, si se diera o diese el caso: “talento eres tu”; y me quedaría tan ancho.

Ahora, cuando gobiernen los suyos, será puesto en libertad, junto con Alfonso Fernández Ortega, “Alfón”, el de la otra mochila de Vallecas, la de la metralla de verdad,

otro “Angélico del Señor” a liberar por el Frente Popular Liberador de Parias de la Tierra cuando se apodere, demoKKKráticamente del Gobierno de la España que quede, si es que algo queda en pie.