Primero de todo, aclarar que los conejos no ponen huevos, y que el Conejo de Pascua no es una excepción; entonces, se preguntarán algunos, ¿qué tiene que ver el Conejo de Pascua con los huevos, si no los pone?. La respuesta a tan sagaz y oportuna pregunta es la de que el Conejo de Pascua se trae los huevos ya pintados (tampoco los pinta) del gallinero, o más modernamente, de las chocolaterías, porque el Huevo de Pascua Moderno suele ser de chocolate. Una vez que llega a las casas, ayuda a los mayores a ocultarlos en el jardín, para que los niños se diviertan buscándolos y encontrándolos. 

 Esta encantadora costumbre, de origen pagano, se incorporó al cristianismo europeo como celebración infantil del Domingo de Resurrección; del origen precristiano de esta práctica es posible que sean responsables las diosas Astarté (Fenicia) Ostara o Eostre (Europa), que darían lugar al nombre de Easter, que es como llaman los anglosajones a la Pascua  Cristiana en nuestros días.

          “EL GOVERN  SOCIALISTA DE BALEARES IGNORA A LOS REYES”…”LAS AUTORIDADES DEL TRIPARTITO DAN PLANTON A LA FAMILIA REAL” …”…HA LLAMADO LA ATENCIÓN LA AUSENCIA DE LAS AUTORIDADES(?) DE LAS ISLAS(sic)”

Como compensación, los Reyes fueron aclamados por miles de residentes y turistas.

 Efectivamente, las “autoridades” baleares no asistieron, pero esta vez los motivos no fueron  antimonárquicos, ni la proverbial cristianofobia; pero no sean malpensados, la verdadera razón: BUSCABAN SUS PROPIOS HUEVOS. Si en Cataluña se hace, aquí la zurdería lo  copia sin rechistar, que el criterio propio es cosa de los franquistas burgueses.

(para Marta Fdez. de Castro, que se nos acuerda de la Pascua)