Tags

,

“UN PROFESOR ACOSA A UN ALUMNO POR AFIRMAR SENTIRSE ESPAÑOL Y BALEAR” (de los titulares de Libertad Digital y el Mundo); el acosador es un profesor o ex-profesor de música del Conservatorio Superior de Música de Baleares, y miembro de ERC, Esquerra Republicana de Cataluña, el mismo partido al que pertenece, por ejemplo, Gabriel Rufían, ese que se dio a conocer, tanto por su verbo elegante y fluído, como por su capacidad de síntesis, el viernes de la investidura en las Cortes Españolas. 

     Hasta el Do-Re-Mi-Fa-Sol tiene que ser catalanista y no debe faltar en el territorio oKupado Balear; consecuencia: juventud robada de criterio propio por la fanática marea verde de una zurdería docente catalanista y soberanista.

Maestros de camiseta y pancarta, fanatizados y fanatizantes, de la misma catadura del “melódico maestro” acosador de un joven de 16 años, que, pese a haber sido alumno suyo, y tener entonces tan sólo 8 años, no se dejó adoctrinar. El acoso tuvo (o tiene) lugar en redes sociales de Internet, y el propio acosador,

 identificado como Amadeu (¿por Mozart) Corbera, reconoce el móvil político del acoso…y de sus clases de música al decir que “Este fue alumno mío de piano” para a continuación admitir que “Es evidente que no aprendió nada”; lo evidente es que, además de clases de piano, a este alumno, que entonces tenía  8 años, le daba clases de Formación del Espíritu NaZional-Catalanista.  De este niño dice algo así como que cuando tenía 8 ocho años tenía ganas pero no talento, que el pobre no daba más de si, lo cual no es muy ético que digamos por parte de esta especie de Beethoven catalanista, según la opinión

mayoritaria y cualificada de personas normales; para la politizada Marea Verde

             la devoción al Pan-Catalanismo le impide dar la enseñanza de calidad que tanto reclaman y que les sirve de excusa para sus huelgas y algaradas que ya no cesan ni cuando gobiernan los suyos en esta autonotaifa.

La penúltima ha sido el tener que reconocer que en la mayoría de los centros de enseñanza públicos no disponen de nadie capaz de enseñar EL inglés, y naturalmente mucho menos EN ese idioma.  El Govern Balear y la Consellería, así lo han reconocido y han dejado al buen tuntún (criterio) de cada centro el enseñar ese idiona y/o enseñar en ese idioma, que mientras no sea en español, cualquier cosa mola. En las manifestaciones dicen ser muchos…

   y a juzgar por las fotos debe de haber más profesores que alumnos, pero parece que hay muy poco maestro capaz de enseñar inglés, mucho menos de enseñar en ese idioma; en cuanto el español (lo llaman castellano), lo dicho…poco, lejos, y prohibido.

Por ello, y como benévolo castigo, al

 “maestro musical” y sus colegas les hacemos seguir esta marcha oficiosa de los nazis de las SS, adecuada tanto para sus talantes como para sus extraordinarias cualidades docentes; en Román paladino, tanto para el talante como para el talento, antes de que se lleven a todo el mundo por delante.

¡BUEN DOMINGO!