¡ SE SIENTEN, COÑO!…oímos aquel 23 de Febrero de 1981; el Teniente Coronel de la Guardia Civil, don Antonio Tejero Molina, tomó, por equivocación, el Congreso de los Diputados de España, o Cortes Españolas, para emprender un golpe de estado; golpe de estado fomentado por la zurdería, y que ya había triunfado; nunca fue para instaurar el ORDEN en España, sino para que el Presidente, Adolfo Suarez González, dimitiera del cargo, dando paso, a la mayor brevedad posible, a la Psoe, entonces encabezado por Felipe González Márquez.  Este objetivo ya se había conseguido cuando el Teniente Coronel tomó, equivocadamente, las Cortes Españolas.

 Tomó las Cortes, pero el Golpe ya se había dado con éxito: Suarez había dimitido, el pleno del Congreso se celebraba por este motivo, y don Antonio Tejero, y unos cuarenta millones y pico de españoles, sin enterarnos.

Pero estas son las bases del “funcionamiento democrático” español: desinformación y engaño.

Una vez oficialmente fallido el “Tejerazo”, el pueblo español, desconocedor de todo este tongo, se manifestó a favor de la democracia esa al siguiente día, 24 de Febrero; yo mismo, como muchos otros, acudimos a manifestaciones convocadas en nuestros respectivos pueblos y ciudades; ojalá hubiéramos sabido lo que sabemos hoy, 35 años después…

HUBÍESEMOS ESCOGIDO EL BANDO CORRECTO