“España respiró ayer aliviada”, dijo el aspirante a Presidente Títere de un eventual Gobierno fáctico de Podemos.  Y yo, con estos pelos, dijo más de un español que no se había enterado de nada; o se había enterado demasiado…

“España respiró aliviada y se generó una corriente de esperanza y de ilusión”, aseguró el candidato a Títere, con motivo de que el Rey le propusiera someterse a la investidura como candidato a Presidente de Gobierno, real encargo que al parecer aceptó para que todos respirásemos aliviados.

     Así que asina de contenta está toda España con esta posible investidura, si logra ponerse de acuerdo con “las fuerzas del cambio” para que le apoyen. “Cambio” del que no se conocen muchos detalles, ni siquiera que se trate del mismo “cambio” para todas las “fuerzas del cambio” implicadas en el invento; el alcance y consecuencias de este “cambio”, mejor diríamos Kambio, tampoco son previsibles para los que engendraron la idea.

       Virgencita que me quede como estaba,  parece ser el deseo de más de uno; es que españoles esclavos de los mercados y sospechosos de todo tipo de fascismos hay unos cuantos.

A duras penas salimos un poco del pozo de la miseria en la que el antecesor del Aspirante a Presidente Títere nos había sumido, para que las las fuerzas del Kambio, con K de kilo, nos quieran

devolver al hoyo y las catacumbas…y

¡ESO SI QUE NO!