Tags

,

“La viabilidad de una democracia es inversamente proporcional a los desmanes que propicia”. (Joao Camoen do Amonal, poeta e insurrecto portugués).

Dicen que “la democracia es el sistema menos malo”; tópico que nos debe de hacer muy felices a los españoles, que aunque sin haber logrado nada bueno, entre elecciones, congresos, referéndums, y toda clase de saraos y festejos que involucran urna y papelina, hemos tenido un año descojonante; eso sí, siempre democráticamente hablando.

Pero no todo el monte es orégano, ya que en algunos países con la democracia más o menos implantada, esta le ha llevado al más liberticida de los caos. El Frente Populismo en Portugal, esperemos que paliado por un Jefe de Estado-Presidente normal, o la ruina chavista de Grecia, son dos ejemplos. Estos dos países, ahora mismo Grecia, y a lo mejor Portugal en un futuro, tienen razones de echar de menos regímenes anteriores no tan democráticos, pero menos liberticidas. 

En el caso de países sin tradición democrática, nos viene en mente el caos de los fallidos intentos de democratización, durante la llamada Primavera Árabe, en el Norte de África y Oriente Medio, que culminaron con la creación de un Califato Terrorista y miles de desplazados que huyen hacia Europa; Túnez puede que sea la excepción, y sólo parcial.

Y, ya en España, el fenómeno de los Niñatos Asamblearios tiene potencial y apoyo islamista suficiente para superar a Grecia y Portugal JUNTAS, en cuanto a perjuicios destructivos causados a una nación aprovechando la democracia. Lo cual demuestra, por una parte, que el caos es siempre liberticida; sembrada la inseguridad jurídica, y cuestionada la propiedad privada, ¿Dónde Está La Libertad?.

Con lo que es seguro decir que, independientemente del éxito del pretendido pacto Frente Populista que pueda intentar el candidato a Presidente-Títere de los Niñatos, estos, en mayor o menor medida, han ganado.

Porque, de cualquier modo, el objetivo de estos resentidos, que es el de destruir España, lo van cumpliendo. Por ahora ya han conseguido dividir y confundir al país, aprovechando la pueril ambición de su candidato títere; con su sola presencia en el Congreso ya han retrasado la formación de un gobierno, hecho bajar la bolsa, de paso perjudicando con ello a miles de ahorradores, paralizado inversiones, y espantado inversores, todo ello precarizando la salidada de la crisis y la creación de empleo; “crear desempleados, convertirlos en parias, para luego comprarles el voto a base de subsidios reales o imaginarios” es su lema.

Aunque no formen por ahora un gobierno, o parte de un gobierno, de momento se han salido con la suya en sus intenciones de cargarse al país.

Me recuerdan a unos molestos niñatos, mal educados y algo más jóvenes, que ayer mismo estaban en el supermercado con sus mal-educadoras madres, molestando con sus rabietas y empujones…los que conseguían la chuche, para que dejaran de berrear, ganaban; pero los que no, también ganaban, por lo menos incordiaban con sus aullidos a personal, clientes, y la madre que los parió. Ayer a lo mejor no había cole, o si lo había, estos niñatos se habían librado con otra anterior rabieta; en todo caso elegí muy mal día para ir a por enseres domésticos, léase croisans y cervezas.

   Quien se lo paga tiene derecho a las chuches.