¡Z A S C A! (de la Princesa Leonor al Ayuntamiento de Cervera, LÉRIDA) 

La princesa Leonor no renuncia al título de Condesa de Cervera (LÉRIDA), que en calidad de heredera de la Corona, ostenta junto al de Princesa de Asturias y otros; lleva el título con orgullo y legalmente (art. 57.2 de la Constitución).

Así contesta la Casa Real al Ayuntamiento de Cervera, LÉRIDA, la petición de que esta Princesa y Condesa, hija del Rey, e hija de Rey, y menor de edad, renuncie al título. 

El brillante argumento consistorial es la de “que Cervera no se siente representada por la Monarquía”; más adelante hablaremos de hasta qué punto quien representa a quien.  

Y…¿y?;  y resulta que Cervera” (LÉRIDA) no tiene, ni ha tenido, competencias para otorgar, ni denegar, títulos nobiliarios. Ningún Ayuntamiento tiene competencias para ello; este título de Condado de Cervera se remonta al siglo XIV, y lo concede por primera vez el Rey Pedro IV de Aragón.

Por tanto esta renuncia al título nunca sería una DEVOLUCIÓN al Ayuntamiento de Cervera, porque este Ayuntamiento jamás fue titular o depositario de este o ningún título de Conde, por lo que no ha podido conceder distinciones de esta categoría. Para esto están otras distinciones como las de Hijo Predilecto, la Llave de la Ciudad, o Leche de Mono Honoris Causa, o lo que sea que regalen los ayuntamientos.

Con lo que además concluimos que: si “no se sienten representados por la Monarquía”, entonces, ¿por qué les incumbe un condado?…aparte de para quitárselo a una niña-princesa de 10 años; y, ¿qué pasa si renuncia?, ¿mandarían la grúa municipal para recogerlo?.

     Con tales “superpoderes” más le vale al Ayuntamiento hacer de Ayuntamiento, algo así como tapar baches, reponer bombillas del alumbrado público, mantener las calles limpias, forrarse con las recalificaciones, prohibir las corridas, e hincharse a poner multas; y sobre todo NUNCA trasladar sus fobias consistoriales a TODA la población; ya sabemos que la representatividad de la democracia y la de sus simpáticos cargos electos es la repera de guay…pero no tanto.