Tags

,

Y seguimos sin investidura; lo que en España habían estropeado los partidos, esos mismos  partidos lo han querido “arreglar”… con más partidos. La democracia, ya de por sí cara y peligrosa para el contribuyente no político ni delincuente, pasó a convertirse definitivamente en una demogangrena cuando, el 11 de Marzo del 2004, a alguien, para cambiar de gomierdo, se le ocurrió la idea de matar a 200 personas, volando cuatro trenes en Madrid, Atocha-Estación.

A partir de entonces la podredumbre de “nuestro querido y carísimo régimen” pasó a ser una de las gangrenas sociales mayores de todo Occidente y no sólo Europa.

Hoy sábado, a estas horas de la mañana, 9: 09 GMT, fin de semana, final de mes, 46 millones de contribuyentes (hasta el bebé paga IVA por cada biberón) estamos pendientes de lo que decidan en la sede de la PSOE, c/ Ferraz, 80 de Madrid, el Secretario General Que Se Muere Por Gomierdar A Cualquier Precio, Pedro Sánchez, y los demás socialistas, que, en general, dicen ser más sensatos que su Secretario General; de hecho, los socialistas veteranos, en concreto los que han ocupado ministerios o cargos de gobierno anteriores a esa fecha del 11 de Marzo del 2004, tienen, en su mayoría, sentido común y algún respeto para con España. Pero, incluso ellos, con la Logse, ya empezaron a sembrar la infección que derivaría en el estado putrefacto en el que ahora nos encontramos.

Ayer tarde el ex-ministro José Luis Corcuera trató de entregar un escrito firmado por estos buenos veteranos en la sede de los socialistas; entrega, visita, y entrevista fueron rechazadas. Hasta estos extremos han dado sus frutos, primero la Logse, luego la asignatura EpC (Educación(?) para la Ciudadanía), después la Ley de Memoria Historíca; y todo ello sin perder de vista al miedo atávico que desde siempre tiene la zurdería a los Secretarios Generales de sus partidos desde tiempos de Lenin y Stalin; el porqué de que se atrevieran a llamarlos camaradas, es un misterio.

  (En la imagen, primitiva sierra de amputación) 

Así que, a espera de que decidan, dudosamente, algo bueno y de interés para España y los españoles, termino el post de este sábado, penúltimo día de Enero del nefasto 2016, a las 9:48 horas GMT.