Tags

,

Titular del Mundo: “El actor Sean Penn fue cebo para llegar al Chapo Guzmán” y hasta aquí todo normal pero, lo de “todo normal” plantea tanto preguntas como serias reflexiones.

-Una es que no es el primer show de esta índole protagonizado por el Filo Islamista Actor, que también fue bien recibido en Irak por Sadam Hussein; por supuesto la entrevista entre ambos personajes se publicó a bombo y platillo. Con ello acreditó su antiamericanismo y afianzó su pertenencia al Club de los actores

  “Jane Fondizados” como miembro de honor. En Hollywood los aires pseudo intelectuales abren más puertas principales que los buenos modales.

-Y lo malo es que también les permite abrirse paso entre las filas de todo el hampa internacional, sobre todo si es islamista, comunista, o narcotraficante; a menudo van de la mano y siempre tienen en común el antiamericanismo, el antisemitismo, y su gran desprecio por la Civilización Occidental; por cierto, la única que hay.

-El hampa, sea cual fuere su naturaleza, necesita cada vez más de la publicidad, y estos rostros conocidos, como el del Intelectualoide Actor Sean Penn, se la proporcionan con creces y sin las embarazosas preguntas que hacen los reporteros profesionales. El Chapo Guzmán, Sadam Hussein, y hasta Adolfo Hitler en su día, escogen a los dúctiles y simpatizantes Sean Penns de este mundo que son muchos y variados.

-En España,   sin ir más lejos, tenemos a los de la ceja; aunque no dispongan del talento del Molesto Actor Sean Penn, para ir por casa también valen, salen más baratos, y son igual de molestos.

-En México hay jueces que creen en la Justicia, la prueba está en el propio Chapo Guzmán, que necesita complicados y sofisticados túneles para huir de prisión; en otros países, que no viene al caso nombrar, sólo hubiera necesitado un papel amablemente proporcionado por el magistrado de turno; casi tan bueno como una llave maestra.

-La cuestión es, ya que en México se cree en la Justicia, ¿hasta donde están dispuestos a llegar?. Al Chapo ya lo tienen, pero, ¿por qué no dos por el precio de uno?.

-La solución es obvia, perfectamente legal, simple, y ahorraría engorrosos trámites judiciales además de

 dinero al contribuyente de ambos lados de la frontera. Consistiría en mantener al Chapo encerrado, ya tendríamos un delincuente fuera de circulación, y condecorar y premiar públicamente y con publicidad, al Progre Actor Sean Penn; creo que nombrarlo Hijo Predilecto de Ciudad Juárez y Miembro Honorario de la Policía Federal, sería suficiente por el momento; eso serían DOS delincuentes neutralizados, porque

LOS NARCOS DE UNO Y OTRO LADO DE LA FRONTERA SE ENCARGARÍAN DEL RESTO