Tags

, ,

“No a la guerra”, “#NoEnNuestroNombre”, 2004-2015 mismos perros, mismos collares, y, cómo no, mismas flautas. Como detalle modernista, esta vez serán los wasaps (What’s Up) en lugar de los eseemeeses (sms) quienes darán testimonio de la “espontaneidad” de los festejos.

Las diferencias entre aquellas “espontaneas” algaradas, surgidas con ocasión de los atentados de Atocha del 11 de Marzo de 2004, y los festejos previstos para este sábado 28 de Noviembre 2015, surgidos un poco por los atentados de París, pero sobre todo por la reacción realista del gobierno francés, son mínimas; salvo que en esta ocasión se desempolvarán aquellas pancartas de la gloria para realizar una manifestación preventiva. 

Consignas pacifistas poco pacíficas volverán a verse y oírse, con las consabidas repulsas a la islamofobia, supuesta neurosis que últimamente da casi tanto juego como el otro invento suyo, el de la homofobia; este sábado seguramente que no tocará; meterse con la homofobia; seguramente. En Madrid se concentrarán frente al Museo Reina Sofía, lo que sin duda dará un toque cultural al acontecimiento, montado al alimón por los de la ceja, alcaldes sincorbatistas de la extrema zurdería, y con la adhesión institucional de Podemos como partido; los socialistas, como en la anterior ocasión, volverán a estar oficialmente ausentes. Aquella vez fue por la ilegalidad de hacerlo en plena Jornada de Reflexión(?), esta por lo del pacto(?) anti yihadista que a regañadientes firmaron hace meses con el Partido Popular en el Gobierno.

  Y la nueva consigna añadida al “no a la guerra”, el “NoEnNuestroNombre” no es sólo estética, que lo es, sino también es un indicativo subconsciente de megalomanía, porque, a estas alturas, ¿Quién Hace Nada En Vuestro Puñetero Nombre, panda de subvencionados?

Así que otras dos coces al Jefe de los perroflautas en el contumaz video  del blog, son de justicia