Tags

,

Al ex-ciclista y alcalde de Valencia, Joan Ribó, va y se le ocurre hacer saber al delegado del gobierno, Sr. Moragues, que en su ayuntamiento han aprobado una moción para que  no se hagan identificaciones de personas por su “perfil racial”, es decir, por sus “rasgos físicos”; ¿perfil racial?, ¿rasgos físicos?…ciertamente nadie les ha llamado racistas ni a él, ni a los “suyos”,  por lo que pondrían tener la misma cortesía de no insultar para con la Policía Nacional y la Guardia Civil, por no mencionar al propio Delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, y al resto de los mortales, por muy burgueses, franquistas, y esclavos de los mercados, que estos les parezcan.

Es la pedantería de la zurdería la que muchas veces lleva, a las nuevas autoridades del gremio de los sin-corbata, a hacer y decir estas tonterías; y por si no bastara, esa misma pedantería hace que lo que dicen no se entienda, o se entienda mal, y que siempre suene cursi; porque vete a saber lo que son para los tíos esos el “perfil racial” y los “rasgos físicos”…casi seguro que se refieren a lo que las personas civilizadas que hemos ido a “colegios bien” entendemos como rasgos faciales y características físicas.

(ejem!)…; o mejor no, que enseguida se nos enfadan las bigotudas feminazis del Frente Popular; es conocido que se mosquean cuando los rasgos y características  físicas y faciales corresponden a tías buenas aunque sólo sea a modo de ejemplo. O sea que no tengan en cuenta la foto superior; el incluirla aquí ha sido debido a un lapsus, seguro que por traición de un subconsciente machista fruto de una educación patriarcal, católica, y franquista.

Total que para decirle al delegado del gobierno español que en Valencia, la poli  española no detenga a nadie CON pinta de moro, no hacía falta tanta comedia ni circunloquio políticamente correcto; o como decían en el pueblo, para ese viaje no hacían falta tantas alforjas. Porque estos islamistas presuntamente españoles de la zurdería hispana entienden que detener a alguien POR tener pinta de moro, es lo mismo que detener a alguien CON pinta de moro; al parecer tan sutil diferencia sólo podemos apreciarla quienes hemos ido a colegios bien, y eso sólo los que no nos ha pillado la Logse por el camino; la única educación igualitaria es la mediocre.

Porque “rasgos físicos” pueden ser, y SON, también

 las huellas dactilares, elemental, amigo Watson; “perfiles raciales”, elemental otra vez, amigo Watson, los pueden dibujar y establecer los llamados mapas genéticos y estudios de ADN. 

  Tanto las huellas de los dedos, como los perfiles, o análisis, de ADN, tienen utilidad forense, policial, científica y médica; a priori, nada que ver con el racismo, la xenofobia, el machismo, o el mal trato animal en general.

Y por emplear esa retórica pedantesca y enrevesada, el alcalde de Valencia dice (sin pretenderlo) que no quiere que la policía identifique a nadie con estos métodos científicos, y con ello cree (equivocadamente) dar a entender que NO es racista; bien por él, y olé sus cojones; los suyos y los de quienes le votan y/o con él pactan para que “rija los destinos de la metrópoli levantina”; puestos a decir curselerías, todos p(j)odemos hacerlo.

PERO MIENTRAS, QUE POR FAVOR SE PASEN POR LA BIBLIOTECA DE VEZ EN CUANDO

Y de paso, por la ducha y el barbero.