Tags

“No nos hemos encontrado ni una puñetera vez a PP, PSOE, C’s, o CiU en una manifestación” (el Huffington Post)

Será porque no vio los saraos callejeros, con pancartas y otra parafernalia que seguramente tenían ya preparadas, organizados por los de la Psoe a partir del 11 de marzo de 2004, por mencionar unos de los más sonados.

  Con la cantinela del “no a la guerra de Irak” echaron las culpas del atentado al PP y a Aznar; juerga en la que también participó el ahora jefe de la alcaldesa-alcatriz Ada. De hecho se disputó la iniciativa de la “convocatoria de los sms” con la Psoe.

Como diría el poeta en un bonito pareado, “puede que en esto actuaran al alimón, pasándose por el forro la jornada de reflexión.”

Tampoco debió ver a los del PP pronunciándose en favor del derecho a la vida

aunque después se rajaran por temor a sus propias feminazis; de las manifestaciones se hacen fotos, y por eso mismo las pancartas las carga el diablo.

Y porque a las pancartas las carga el diablo, los políticos mas o menos sensatos, y lo de sensatos vaya con perdón, dentro de lo que cabe, y sin pasarse, evitan prodigarse en estas festividades callejeras.

 Sólo los verdaderos adictos a la pancarta y el caos, y alérgicos al ORDEN, son partidarios de manifestarse cada dos por tres; a quienes les divierten, estas cosas les sirven para matar el tiempo, y la verdad, tampoco tienen nada mejor que hacer.

  Y cuanto mas violento sea el ejercicio de este”Cívico acto Ciudadano”, MEJOR.