Tags

, , ,

Crucero Baleares, hundido en el Mediterráneo en acción de guerra a las dos de la madrugada del 6 de Marzo de 1938; con casi mil tripulantes, tan solo se salvaron 435, que fueron rescatados por buques de guerra ingleses que casualmente “pasaban por ahí”, con lo que las bajas ascendieron a 786.

  En Ondarroa hay un monumento conmemorativo, 50 voluntarios requetés de esta localidad vasca iban en el buque.

Y para honrar la memoria de los voluntarios mallorquines que estaban en el crucero, en Palma de Mallorca también tienen su monumento.

  Especial mención merecen los niños y jóvenes mallorquines de la Escuela de Flechas Navales local, sita, hasta finales de los 50, si la memoria no me falla, en las proximidades de la famosa Plaza Gomila, en lo que más o menos es hoy el Parque de la Cuarentena. La Escuela ya no existe.

           El monumento, erigido en 1947 en honor a estos héroes navales de la Cruzada, pronto desaparecerá gracias a la “encomiable” labor de sandalios pancatalanistas y otros resentidos varios.

Está en el Parque se Sa Faixina, cerca del Paseo Marítimo y la zona comercial, y es visitado y fotografiado tanto por turistas como por residentes. Pero resentidos y pancatalanistas quieren aprovecharse de la “victoria”,  conseguida gracias a pactos postelectorales, de su Frente Popular (aunque no lo llamen así) para hacerlo desaparecer. “Memoria Mallorca” se llama esta asociación que actúa amparada por las nuevas instituciones locales y autonotáificas del Frente Popular; la no derogada Ley Zapatrenil de Memoria Histórica

  facilita estos atentados “institucionales” contra el patrimonio histórico-artístico de nuestras ciudades. Y con tanto “sandalio” Palma de Mallorca (cualquier día también le cambian el nombre) no es una excepción a estos hechos vandálicos.

Sepan que muertos en toda guerra los hay de todos los bandos, y que la mayoría de estos modernos resentidos “antifranquistas”  han nacido después de la muerte del Invicto (ahí les duele) Caudillo, ocurrida en 1975. Lo que es demostración de que todo este nuevo odio, ya que el “viejo odio” en 1975 estaba ya casi olvidado, incluso por los combatientes, no es más que fruto de una contumaz propaganda por parte de los elementos más extremistas de la inefable zurdería.

Revanchistas incapaces de aceptar que en las guerras, si se hacen hasta el final, hay vencedores y vencidos, y que una indicación de lo justo del resultado está precisamente en el buen o mal perder de los vencidos; y esto último ha venido aclarándose desde el 2004, y exacerbándose hasta el 2015, el año de la vuelta del Frente Popular.

Tienen ahora manía casi monotemática con el monumento desde antiguo, y esto viene después de varios “meritorios logros” de la zurdería local; solamente en este municipio y a modo de ejemplo: 1)calle Héroes de Manacor, convertida en calle (carrer) Manacor a secas, los Héroes de Manacor eran trescientos soldados que malograron el intento de desembarcar tres mil tropas de la Generalitat de Cataluña en Manacor (Mallorca). Si 300 pueden contra 3.000, estos 300 SON HÉROES. 2) A la calle dedicada a Julio Ruiz de Alda, tripulante de Ramon Franco en el avión Dornier Walt “Plus Ultra”, en su viaje inaugural a Argentina, le cambian el nombre (*). 3) A la Calle Calvo Soltelo la nombran calle (carrer) de Joan Miró. 4) una cruz dedicada a los caidos, situada enfrente de la puerta de la Catedral, y al lado del Palacio de Almudaina, sede de Capitanía General, la “desaparecen” aprovechando la noche… y así ad infinitum.

Y ahora le toca el turno, si la gente de bien y ARCA(**) no lo remedian, a este monumento; monumento “Fexista” (fascista) porque lo dicen Ellos, la Associació per la Recuperació de la Memòria Histórica de Mallorca, entre otros.

(*) Mayo 2015, link Ruiz de Alda  https://bucker125.wordpress.com/2015/05/07/calle-robada-a-un-caballero-del-aire-la-gloria-de-la-gallina/

(**) ARCA = Assosació per la Revitializació dels Centres Antics (asociación balear que vigila los monumentos y centros históricos en Baleares; desempeñan un buena labor, por lo que gozan de un merecido prestigio y respeto en la sociedad)

La integridad de España también se defiende en el Mar