Tags

, ,

El despegue es la maniobra más crítica, pero no la más difícil; esperar a que un retardado se meta en el avión no entraba en el procedimiento de la maniobra.

Pero podría serlo, a partir de ahora, si el atrasado gobernara o gobernase.

La prensa recoge el dato de que el personaje pidió a Air Nostrum que retrasara o retrasase un vuelo para que él, y otros eurodiputados a quienes quería involucrar en el asunto, cuanto más seamos más P(j)odemos, pudieran meterse en el avión. Tripulación y resto de pasajeros, a esperarse una horita; total, ¿qué es una hora?…pues sesenta minutejos del despreciado contribuyente-pasajero-de-avión; 3.600 (tres mil seiscientos) segundos que se expropiarían a los burgueses que tienen el honor de volar con esos, mejor dicho, con ese eurodiputado, la idea fue suya y no de los otros, hubo uno, Enrique Calvet, que incluso le afeó este abuso.

Aquí detallo, de modo general, como serían los nuevos procedimientos de prevuelo y despegue, si esto llegara o llegase a gobernar. Tomen nota los anónimos “técnicos” del partido, ahora la idea resultará suya y no del Camarada Secretario General:

Cinturones abrochados, obtener permiso para encender motor, y esperar al personaje mientras se

-Selecciona depósito de combustible (normalmente se empieza con el izquierdo, o el más lleno, en la foto grifo rojo de abajo, a mano izquierda) y esperar al personaje.

Luego seguimos más o menos con la “BBC” (Battery, Brake, Contact) 

Battery (Batería ON) y…esperarlo.

Brake (Frenos)  puestos y esperarlo

Contact (Contacto) ON y esperarlo

-Mandar quitar calzos, y empezar a rodar hacia la pista en servicio, previo permiso para hacerlo si hace falta, y siempre esperándole.

-Mientras se rueda: comprobaciones de motor, temperatura y presiones, sistemas de encendidos, siempre esperando al señor.

-Antes de entrar en cabecera: frenos y comprobación de potencia máxima y encendido. Vigilar tráficos y pedir permiso para entrar en pista, mientras se espera al iluminado.

-Una vez en pista, comprobar que no esté ocupada, de utilizarlos, ajustar los flaps, y combrobar; con permiso de la torre, meter motor a fondo y soltar frenos…todo ello, esperando al mesías.

-Una vez que la carrera de despegue nos haya proporcionado la velocidad requerida, tirando suavemente del mando…

 nos vamos por fin al aire; meter enseguida las ruedas, ir quitando los flaps que hemos usado, si es que los hemos utilizado, reducir la potencia de a tope de gases a la de subida, luego a la de crucero, y cruzar los dedos para que, en medio de todo este follón, no se nos haya quedado en tierra el Camarada Secretario General.

Tiene importantes cosas que hacer este finde.