Tags

,

  En períodos preelectorales se habla mucho de los defectos y virtudes atribuidos a los distintos candidatos y partidos; estas supuestas cualidades y defectos pueden ser reales en algunos casos, pero son imaginarios en la mayoría. De estos supuestos defectos y virtudes de los aspirantes al poder, por ser importantes a la hora de decidirse a votar a unos u otros, todos se atreven a hablar, sobre todo los mismos postulantes del voto, trátese del voto para si mismos, o del voto para terceras personas.

 Pero por ser el tema políticamente incorrecto, casi nadie nunca habla de como son en realidad los votantes, pese a que los defectos y virtudes de estos últimos son más que importantes, son determinantes para el resultado de las elecciones y del propio bienestar, no tan sólo del votante, sino del resto de los ciudadanos; recuerden que no todos pueden o quieren votar. No hace falta recordar a menores de edad, enfermos, viajeros…y abstencionistas por razones morales o filosóficas, que también tienen derecho, como mínimo, a que el Estado no estorbe.

Como es de común aceptación que de los Siete Pecados Capitales nacen los demás pecados, o, en un sentido mas secular, los demás defectos, repasemos uno por uno estos Defectos Capitales y como pueden afectar el voto.

SOBERBIA, LUJURIA, GULA,: afectan sobre todo al candidato; si bien el elector puede ser también persona soberbia, libidinosa, y dada a excesos en el comer y beber, estas características afectan más al candidato, a la hora de gobernar, que al elector, a la hora de votar.

La AVARICIA en contra de la creencia popular,

  puede afectar a electores de ideologías opuestas, ya que, tan miserable es el que codicia amasar fortunas inordenadamente, como el que aspira a vivir de las subvenciones; en el caso del que aspira a vivir de las SUBVENCIONES, o del CUENTO para entendernos, a la AVARICIA se le juntan:

La PEREZA, ya que quien vive del cuento y de los demás, es un gandul que aborrece tanto el trabajo como el mérito y el esfuerzo; es un ser asocial que vive del contribuyente, lo que tarde o temprano le provoca una sensación de fracaso al

(en la foto dice que la pereza es la barrera que se interpone entre ti y tus sueños) no ver cumplidas todas sus apiraciones y caprichos a las que, como todo buen parásito, se cree con derecho, y esto, las limitaciones de su propia PEREZA, son las que le llevan a su vez al pecado de la…

ENVIDIA que es la codicia por los bienes ajenos, no necesariamente materiales

ya que la satisfacción moral y el prestigio que dan los trabajos bien hechos también son codiciados por el PEREZOSO ENVIDIOSO, y debido a ello estos sujetos son presa finalmente del pecado de la

IRA, estado anímico del autodenominado INDIGNADO, del que algunos iluminados de cortas luces se aprovechan teledirigiendo sus algaradas callejeras

y consiguiendo que en las elecciones les voten.

Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, y siete

 (1 2 3 4 5 6 7)