Tags

, , , ,

Altímetro: instrumento que sirve para medir la altura a la que está un objeto, normalmente un aerodino, sobre el nivel del mar u otro punto de referencia, usualmente un aeródromo. El altímetro estándar es el barométrico,

mide la presión atmosférica e indica la altura en base a que a mayor altitud, menor presión; es un instrumento de vuelo simple, eficaz, y suficientemente probado.

Pero con ingenio, que es la madre del apaño, en caso de fallo o carencia del altímetro convencional podemos medir la altura de vuelo mediante un sistema sencillo, un altímetro alternativo también conocido por el nombre de LATÍMETRO,

 que consistente en latas vacias y cuerdas como único medio material para la construcción del artilugio.

La compañía Low Cost CutreAir lo utiliza con frecuencia para ajustar los costes de mantenimiento en la aviónica (instrumental) de sus aeronaves.

¿Cómo se hace un latímetro?: pues se coge una lata y se la ata al extremo de una cuerda; atando dos latas en sendos extremos de una cuerda el latímetro puede cumplir, además, con una doble función, que es la de teléfono.

  (ver gráfico) Así pues ya tenemos un sencillo latímetro-teléfono, tan sólo falta explicar cómo hay que hacerlo funcionar.

 En la foto de la izquierda se nos muestra como utilizar el artilugio en su modalidad teléfono, pero, ¿cómo lo hacemos funcionar como latímetro, para saber a qué altura nos encontramos?

 La función altimétrica del latímetro: una vez en vuelo, y con el latímetro ya preparado en nuestra posesión, procederemos a abrir la carlinga o una ventanilla de la misma, para a continuación descolgar la lata ya atada por el extremo de la cuerda; ir soltando cuerda hasta oir un sonido parecido a un ¡clonk!, y comprobar la longitud de la cuerda que hemos soltado;

 este dato de la cuerda nos dirá la altura a la que estamos; a más cuerda hasta oir el ¡clonk!, más alto vamos. La cuerda se mantendrá siempre tensa para que al oir el ¡clonk!  nos de la altura exacta sobre el suelo en todo momento, ya que una cuerda flácida siempre nos marcará altura de más.

Trucos y consejos para la utilización del LATÍMETRO: en los procedimientos para la utilización de este altímetro alternativo es conveniente seguir un orden lógico para cada paso que se dé, sugiriendo que primero se compruebe que la lata que se va a descolgar este bien atada; aunque se trate de latas vacías, pueden y deben ser reutilizables. Como segundo paso se abriría la carlinga o una ventanilla de la carlinga, comprobando que efectivamente se pueda sacar la lata sin romper nada; el tercer paso consistiría en dejar caer la lata poco a poco, manteniendo la cuerda tensa y conociendo la longitud que de la misma se va soltando. Un buen truco para conocer la cantidad de cuerda que hemos soltado es hacer nudos intermedios entre distancias fijas; contando los nudos sabemos los pies o metros de cuerda cedidos. Un buen consejo es el de aprender a distinguir los sonidos de la lata cuando por fin tropieza con algo, por ejemplo el ¡clonk! que suena al golpear tierra

 sonaría más bien ¡splash, plaff, splash! al tocar el agua; un ¡plaff splash! continuo nos indicaría que volamos sobre el mar, y si al ¡clonk! le sigue un juramento o improperio, es señal de que estamos sobrevolando áreas pobladas.

Y es así como se hace y se utiliza el lindo LATÍMETRO

OVER & OUT (cambio y fuera)