Tags

, ,

Link al artículo de Juan Carlos Rodríguez Ibarra:

http://t.co/3afGZwJOco

Y a continuación un análisis de mismo, ya que es la sincera admisión de una mentalidad totalitaria a través de una crítica a P(j)odemos, grupo correligionario suyo, e igualmente totalitario en sus intenciones.

“SUMAR O DIVIDIR” se titula el artículo, para avisarnos de lo que viene a continuación,que es básicamente una acusación de herejía ideológica a los dirigentes de P(j)odemos, con Pablo el Converso* a la cabeza. Este rancio dogmatismo ideológico es típico de la izquierda, y no pocas disputas internas, que en el fondo no son más que luchas por el poder, se escudan en la pureza de la fe marxista. Es de dominio público que quien más comunistas ha asesinado es Stalin; sabido es como mataron a Trotsky en México, no era bastante que se exiliara a miles de kilómetros.

Y para ello Juan Carlos Rodríguez Ibarra no duda en utilizar metáforas clericales para llegar a la

conclusión de que Pablo Iglesias y sus compañeros de viaje quieren ser papas sin haber sido antes novicios o monaguillos, coloquialmente se apoya en la expresión “prefiere ser cabeza de ratón que cola de león”, y los compara con el excomulgado

 “Papa” Invidente Clemente, del Palmar de Troya;  según Rodríguez Ibarra, el Psoe es mucho más que un partido de izquierdas, es además garante único del dogma socialista; este nuevo partido, P(j)odemos, junto con Izquierda “Unida”, es una escisión hereje del  dogma izquierdista.

Por tanto, él, Rodríguez Ibarra, en nombre de la Fe Marxista Verdadera, cuya posesión es únicamente de la Psoe, excomulga por flagrante herejía al citado Pablo Iglesias alias el Converso*, así como a sus seguidores de la Proletariat Complutensis.

Con lo que se deduce, siempre dentro de esta clerical metáfora, que el

 número 70 de la calle Ferraz de Madrid equivaldría al Vaticanoy que la Proletariat Complutensis

   sería como el Palmar de Troya, poco más o menos.

(*) La conversión de Pablo por Francisco, link:

https://bucker125.wordpress.com/2014/11/29/y-ahora-nos-resultara-un-meapilas/