Tags

Paranoia: también conocida por “trastorno delirante”, es una psicosis caracterizada por el padecimiento de ideas delirantes.

Hay varios tipos de Paranoias (o trastornos delirantes), y no es raro que se den varias a la vez en un sólo individuo; es común entre individuos muy inseguros de si mismos pertenecientes (o aspirantes a pertenecer) a las clases dirigentes que, entendidas en el sentido más amplio, pueden abarcar desde gobernantes a jefecillos de oficina, pasando

 por capitanes de barco; (en la foto Humphrey Bogart, en su magistral papel del paranoico capitán del Caine en la película “El Motín del Caine”, “Caine’s Mutiny”)

Paranoia, manía persecutoria: tipo de paranoia o delirio por el que el sujeto, y/o alguien o algo afín al sujeto, cree que está siendo objeto de alguna forma  de sabotaje, boicot, o persecución. Es muy común entre dirigentes (o aspirantes) de toda condición, y no es raro ver esta manía asociada a la…

… Paranoia o manía de grandiosidad (megalomanía); el tipo de paranoia en el que el sujeto cree poseer extraordinarios talentos, derechos, o atributos que le hacen merecedor (más merecedor que todos los demás) de la posición superior que detenta o aspira a detentar; en el fondo, no es más que un complejo de inferioridad sobrecompensado.

Una aclaración: antiguamente era creencia general, entre los profanos, que la manía persecutoria consistía en perseguir a todo el mundo; error, el que padece esta paranoia mas bien tiende a creer que todo el mundo le persigue a él.

Y sin más preámbulos divulgativos pasemos  a la madre del cordero, o mejor al propio “Chivo Expiatorio”, que las madres poco tienen que ver en estos casos, además de que madres no hay más que una, y yo a ti, por si fuera poco, yo a ti, repito, te encontré en la calle; dicho esto, y para no salirnos del tema, y sin mentar a la madre del cordero, hay otra madre, la madre de todos los desaguisados   ¡¡¡¡la Constitución del 78!!! como bien apunta la paranoia o delirio persecutorio del Chivo Expiatorio.La persecución que yo he vivido este mes es síntoma de la debilidad del Régimen del 78″

 

   “Montoro, no te tengo miedo…”(megalomanía paranoica); “nos han declarado la guerra” (manía persecutoria Y delirios de grandeza o megalomanía a la vez).

Y hay más, la  la mímica no engaña.

La Paranoia no es ninguna deshonra; miles de personajes importantes la padecen o han padecido, Josep Stalin, humanitario estadista, Evo Morales, insigne explotador de niños y cocalero, Jorge Perez, jefe de negociado de unos almacenes, Barbie, muñeca californiana, Phillip Queeg, capitán de dragaminas…