“Es indecente y vil utilizar el dolor de las víctimas para para buscar rédito político atacando a un partido y sus dirigentes” . (Pablo Iglesias, “Pablo el Converso”, a Sergio Martín, presentador de RTVE)Y pocos días después, Pablo el Converso se atribuye el mobing, organizado “espontáneamente” a base de sms móviles, el 13 de Marzo del 2004,  contra la sede del P.P. en c/ Génova 13 de Madrid; cosa que algunos elementos del Psoe se apresuraron a negar, sin duda que con MUCHO conocimiento de causa.De la presencia de Pablo Iglesias en esa manifestación ilegal, era jornada de reflexión, hay pruebas fotográficas; lo que niegan estos elementos del Psoe es la autoria de Pablo el Converso en la organización de los festejos, sin llegar  a asumir esa autoría ellos mismos (¿estado bis – alcantarillas de Rubalcaba?), puesto que era ilegal por ser jornada de reflexión.

De todos modos, la organización de una manifestación ilegal, de los mensajes sms para convocarla, no tienen importancia para el caso que nos ocupa; los atentados ferrorviarios del 11 M dieron el trabajo prácticamente hecho a los melenudos manifestantes de la jornada de reflexión del 13 M. 

Lo que si denota frivolidad y falta de respeto para con la opinión pública es manifestar un día su repulsa a aprovecharse políticamente “del dolor de las víctimas y bla bla bla”, en el tono pedante y chulesco al que su casta académica nos tiene acostumbrados, para poco después ufanarse de organizar unas algaradas ilegales contra un partido político y sus dirigentes aprovechando el dolor de las víctimas del atentado del 11 M. Todo ello con días u horas de diferencia; cuestión de memoria de pez, o de cinismo.

 Los carroñeros son así, no es nuevo.

LAS FIERAS ASESINAN, LOS CARROÑEROS SE APROVECHAN.