“Los ciudadanos no lo entienden y claramente nosotros (gobierno) tampoco”

(Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta, sobre la excarcelación de Santi Potros y Alberto Plazaola)

La sección primera de la Audiencia Nacional (no confundir, por ejemplo, con la Audiencia de Gran Hermano/Telecirco) fue la que decidió que estos dos “concursantes” (reos) abandonaran la “Casa” (cárcel)…dando lugar a la indignación de las víctimas y de la ciudadanía, y hasta aquí, todo normal y previsible.

Todo normal, sí, pero ayer se añadió un actor sorpresa de última hora al trágico sainete: el normalmente pasivo Gobierno hay en España. El Gobierno que hay en España, por costumbre tibio en sus “reacciones” sobre la mayoría de temas, y este no es excepción, dio anteayer discretas señales de vida mediante unas vehementes e inequívocas declaraciones de la Vicepresidenta. Y es que doña Soraya nos trasladó la considerable (monumental) indignación (cabreo)  de los miembros (y miembratrices) del Gobierno que hay en España “la Ley deja muy claro qué se puede hacer y qué no se puede hacer”…”las decisiones marco de la “Unión” Europea no son aplicables directamente mientras no exista una transposición de esta normativa, tal y como aprobaron recientemente las Cortes”, fueron varias de las frases que doña Soraya dedicó a la decisión de la Audiencia Nacional, sección 1ª, no confundir con la Audiencia del Gran Hermano de Telecirco, que todo lo ve y oye, amén de también votar sus excarcelaciones (salidas de la Casa).

Esta normativa de la siempre políticamente correcta “Unión” Europea pretende que el tiempo cumplido de condena, en un país de la “Unión” por un “angelito” de estos, se le descuente de la pena a cumplir en otro (el siguiente) país de la “Unión” Europea; esto sería una aberración judicial ya que implica descontar tiempo de condena por delitos diferentes, ya que los diferentes países de la “Unión” tienen sólo jurisdicción para juzgar y condenar por delitos cometidos en territorio propio. En el caso de Santi Potros y Alberto Plazaola,estos etarras fueron condenados en Francia por delitos cometidos en Francia y en España por delitos…cometidos en España. En teoría otro país, otro delito.

Y así, por ejemplo, y siempre según esta estúpida normativa, tendríamos que a un atracador que asalta un banco en Francia, y que le caen 15 años, y que atraca otro banco en España, y le caen también 15 años; si le juzgan y condenan primero en Francia: el atraco en España le saldría gratis . Y así, según esta idiotez, si hubiera atracado en 20 países de la “Unión”, con idénticos tiempos de condena, 19 atracos le saldrían gratis. Mas que de Jurisprudencia estaríamos hablando de Burrisprudencia.

Pero esto es sólo anecdótico y de esperar, otra idiotez entre muchas de la “Unión” Europea.

Lo que verdaderamente llama la atención es la reacción del Gobierno que hay en España, reacción mucho más contundente y creíble que la que se produjo cuando el Triburral de los Derechos Esos de Estrasburgo derogó la doctrina Parrot, con el resultado por todos conocido: muy tibias y tímidas lamentaciones, casi por compromiso pero con evidente alivio subyacente, por parte del Gobierno que hay en España y una inusual diligencia por parte de la Audiencia Nacional en excarcelar a terroristas, pederastras, y violadores; la Audiencia de Telecirco/ Gran Hermano se toma más tiempo y cuidado en excarcelar (hacer salir de la Casa) a sus concursantes.

El Gobierno que hay en España nunca ha reconocido haber pactado con el Gobierno que había en España la continuidad del llamado “Proceso de Paz” (los maliciosos dicen “capitulación ante el terrorismo”); ¿existe tal pacto?.

¿Esta justificada indignación del Gobierno que Hay Ahora es debida a que la sección 1ª de la Audiencia Nacional, compuesta por miembros afines al Gobierno que Había Antes, ha rebasado este supuesto y no reconocido pacto?

O, por el contrario, ¿ están tan sólo directamente indignados con la medida en sí, aunque provenga de “Europa”?

¿Se han puesto de repente y sin reservas del lado de la víctimas?