…el progretas que hasta hace poco era azote del catolicismo y laicista de pro, a la par que vocero de los más sanguinarios e intransigentes ayatolás iranís. 

¿Acaso estamos ante un caso de conversión milagrosa?…¡bien Bergoglio!; esto va más allá de la Profecía de Ntra. Sra. de Fátima, que predecía la conversión de Rusia, ya que la inquina que tenía la URRSS marxista al cristianismo no le llegaba, ni de lejos, a la cristianofobia de la giliprogresía intelectualoide de Occidente en general, más en concreto la española,  y más en particular la de los niñatos de la complutense.

Estamos ante un hecho extraordinario y maravilloso porque el anticlericalismo (cristiano*) es moda antigua entre “nuestra” intelectualoide progresía, y conocido es que antes renuncian a los principios (que seguramente no tienen) que a la moda, aunque sea antigua.

A tener en cuenta que buena parte de la “europrogresía” laicista callejera, junto con el grupo comunista instalado en el Euro Parlamento,  se oponía a la visita e intervención del papa en el Euro Parlamento, cosa que al final no consiguieron ; y los más vociferantes de estos grupos euro-gili-progresistas contrarios  a la visita de Su Santidad (sólo los compadres como Pablo Iglesias le llaman Bergoglio) son de ideología próxima a Podemos.

Y se hizo el milagro: la conversión de Pablo al catolicismo**; los cófrades pueden respirar tranquilos, las cofradías de Semana Santa podrán sacar las procesiones a la calle si Pablo Iglesias gobierna; los padres de alumnos podrán llevar a sus hijos a colegios católicos, concertados o no, y los niños católicos tendrán los mismos derechos que los musulmanes y los ateos.

Porque la conversión ha sido sincera, ver la cara de mística sinceridad de Pablo El Converso, faz que un profano (lego) en temas místicos podría tomar, equivocadamente, por “cara de idiota”; y nada más lejos de la verdad, la “faz mística”, al igual que la prueba de algodón, no engaña.

 Que de bien nacidos es no desconfiar del Converso que ha visto la luz; de bien nacidos también es el no cachondearse(***) del Nuevo Converso. A partir de este momento, cual Hijo Pródigo Iluminado por el Espíritu Santo que vuelve al Redil de los Devotos,

 hay que recibirle con los brazos abiertos como a un hermano más; su desdén confesado(****) hacia el lumpen y las clases bajas se ha esfumado por la gracia del arrepentimiento verdadero, el dolor de contrición.  

¡HAY QUE VOTARLES A LOS DE PODEMOS, POTEMOS, O COMO SE LLAMEN, PUÑETAS SAGRADAS!

(*) Anticlericalismo (cristiano) de la progresía, necesaria la matización “cristiano” por ser notoria la devoción que la progresía proclama por el clero islamista.

(**)Siendo reciente la conversión, y dada la alta misión que Pablo el Converso tiene encomendada en España, se le ha dispensado acompañar a Su Santidad (Para Pablo, Bergoglio) en el peligroso viaje que ahora hace el Papa a Turquía, y que terminará este Domingo. Los Yidaistas hacen que este viaje sea extremadamente peligroso, y no hay que exponer al valioso Pablo el Converso. 

(***) Cachondearse: hacer befa y escarnio, burlarse; no estaría bien.

(****) ver video