Muy “guays del Paraguay” son en el Parlamento que está en la Carrera de San Jeronimo s/n de Madrid (código postal 28014) por reconocer al Estado Palestino, (en la foto, un león de la Carrera San Jerónimo s/n de Madrid cp 28014 posando orgulloso de sus progresistas Padres de la Patria.)

cosa muy guay del Paraguay, muy correcta políticamente, muy progre, y muy fashion en Occidente; que no es lo mismo estar de moda que ser fashion; estar de moda es cosa de la burguesía, ser fashion es cosa de los vástagos de esa misma burguesía, sus cachorros-niñatos o niñatos-cachorros, que lo mismo dan ocho que ochenta, a estas alturas…y ello tan sólo días después de que lo hiciese la Siempre Muy Políticamente Correcta Suecia, país pionero y ejemplo de la Corrección Política Institucionalizada, sobre todo en lo que concierne a los moros. Tanto es así que los merecidos Nobel de la Paz 2014 fueron casi un accidente, comparados al del 2009 que fue para el “Commander in Sheik”, Comandante en Jeque, B. Hussein Obama.

Y aprobada estuvo la progresista medida por 319 (trescientos diez y nueve) votos a favor, en el ya oficialmente progresista Congreso de los Diputados que hay en la Carrera de San Jerónimo de Madrid, sin número, código postal 28014.

Y hasta aquí la buena noticia; la mala consiste en un detalle más importante de lo que parece: el pañuelo palestino.  De momento no hay pañuelos palestinos para tanto diputado. Alguno tiene y luce esta prenda (en la foto Cayo Lara) pero la mayoría no dispone aún de ella, por lo que la tendrán que pedir (previa subvención de rigor) a Sánchez Gordillo, el experto en estas cosas,  que se la proporcione.Dado sus contactos este polivalente y polifacético asaltante de supermercados y okupa de fincas del ejército, podría obtener estos pañuelos-distintivo en relativamente poco tiempo, y de este modo nuestros ilustres Padres de La Patria podrían estrenarse en su primera entifada ,y paradójicamente, ser ellos mismos quienes por primera vez intenten tomar por asaltosu propio Edificio del Congreso, sito en la Carrera de San Jerónimo sin número código postal 28014 de Madrid; igual que hizo don Antonio Tejero Molina el 23 F, y mas tarde intentaron hacer melenudos, indignados, y perroflautas varios,  pero en legal, guay, y fino-fashion, que es lo que toca. 

Porque de momento el primer objetivo de este reconocimiento parlamentario se ha logrado: contentar terroristas y cabrear a ciudadanos de un estado legítimo, Israel;  yihadistas señorías,  enhorabuena y éxito en sus entifadas.