Dicen que el desayuno es la comida más importante del día, y desde luego es la que más disfrutamos en nuestros días libres, cuando no hay prisas.

Pero hay muchos modos de desayunar, y cito sólo algunos antes de llegar al más divertido e intrigante de todos.

Desayuno Golfo o de Crápula: el menos agradable de todos los desayunos porque consiste en quitarse la resaca más que en alimentarse, y es a base de ingerir  uno o varios de estos elementos, y alguno más: el clásico alka seltzer,

 la aspirina, el prinperán (con receta o “de manguis”) para mover el duodeno y quitar nauseas y vómitos; si se tienen compadres en el ramo de la medicina, la inyección de B 12 también hace milagros; el igualmente efectivo prinperán son más reacios a facilitarlo, por muy compadres que sean. Y el remedio más golfo de todos, pero sólo para cuando ha pasado lo peor de la “tormenta”: el genial y único Bloody Mary a base de zumo de tomate (antioxidante) y vodka (desinfectante), con aditivos picantes al gusto, como pimienta, tabasco, salsa perrin’s, y demás alegrías,

 dale a tu cuerpo alegría Macarena.

-Desayuno mas o menos Británico: desayuno de los llamados de tenedor, consiste en huevos, salchichas y/o bacon, pero su plato estrella

 son los  riñones al jerez, ¡PUAKKK!, todo ello acompañado de tostadas, y como bebida principal el té, que está casi bueno comparado con los riñones.

Desayuno Continental, llamado así por los británicos, es fundamentalmente el clásico desayuno parisino, consistente en el clásico y muy internacional café con croissansun favorito mío, por cierto.

Desayuno Americano, otro de mis favoritos, el clásico “de tenedor” consiste en huevos (por lo general revueltos) con bacon y/o salchichas, acompañado de tostadas (generalmente de pan de molde), y de café y zumo de naranja;

para ocasiones especiales tienen los increíbles PAN CAKES

una especie de crepes que se sirven calientes, acompañados de cualquier cosa, aunque lo mas tradicional es regarlos con maple syrup ,que es una especie de miel extraída del arce (árbol) americano aunque hay quien prefiere la miel de abeja, miel de la caña de azúcar, mermelada de frutas…alguno añade bacon y/o huevo; sea como sea, MUY RECOMENDADO.

Desayunos para Melenudos y Gente Rarita: básicamente son productos asquerosillos del reino vegetal y mineral, menos mal que casi incoloros, casi inodoros, y casi insípidos; por ello se dice que podrían carecer de colesterol; vete a saber. Pero hay que ser muy rarito para tragarse un batido de brócoli con coles de Bruselas……tragarse esto, por ejemplo, y así de buena mañana, es propio de gente rarita, ¿no?; será muy sano, pero es demasiado parecido al vómito de la película El Exorcista, que por cierto termina como termina: con cura muerto y sin colesterol, así que…

-Desayuno del Antiguo Carretero: trallazo orujo y eructo.En la actulidad están extinguidos los carreteros y este tipo de desayunos; no así el orujo, menos mal; en cuanto al eructo, del tema se ocupa muy dignamente la Coca Cola Light, esa que además no engorda. 

Desayuno del Ingeniero Concentrado en su Trabajo: café solo, sin azúcar, cigarrillo, y la tensión a 180.  

Cada vez mas raro de ver, pero alguno queda.

Desayuno Castizo: chocolate con churros; muy rico,

pero hay que ir a Madrid.

Y POR ÚLTIMO EL DESAYUNO MÁS DIVERTIDO E INTRIGANTE DE TODOS:

Desayuno Consistorial, también conocido popularmente como Desayuno Marbellí, más allá de lo maliciosillo del nombre, es de lo más común y normal en hogares y cafeterías: café con leche, tostadas, mantequilla, y mermelada.

 Pues, entonces, ¿por qué Consistorial o Marbellí?; ¡ah caray!…pregunta del millón; porque hay que ser muy retorcido para llamarle Consistorial y/o Marbellí a esto que muchos tomamos casi todas las mañanas en casa. Para la mayoría esto es un misterio que, analizando los ingredientes y cómo los manipulamos, quizá se nos aclare; o no.Porque qué tendrá que ver esto (foto de arriba, el  bonito Ayuntamiento de Marbella)

 que es de uno que UNTA BIEN UNTADA  tan ricamente con mantequilla una TOSTADA para después o a continuación PRINGARLA BIEN PRINGADA y con cuidado 

  con esta hermosa mermelada; sabido es que a las tostadas hay que UNTARLAS BIEN UNTADAS con mantequilla y PRINGARLAS BIEN PRINGADAS con miel o mermelada; pero a nosotros, almas cándidas, se nos escapa la relación que pueda tener este desayuno tan normal con los democráticos ayuntamientos en general o con Marbella la Bella en particular. Ni siquiera recurriendo a estos versos tan bonitos: A un panal de rica miel/dos mil moscas acudieron/ (foto de abajo, las dos mil moscas cojoneras) que por golosas murieron/presas de patas en el. O a estos otros, aunque no sean de Samaniego:  Ayuntamiento/Hay Untamiento/que viene de Haber y Untar/le quitan la hache/para despistar.

Así que no se sabe muy bien por qué llaman así (Consistorial y/o Marbellí) a este desayuno tan normal y apetitoso; además manejando con cuidado las tostadas, la mantequilla y la mermelada, y empleando con destreza cubiertos y servilletas, sin usar las mangas de la bata (no hay que ser guarros), uno no  se ensucia mucho   más de la cuenta. La idea es UNTAR Y PRINGAR SÓLO LAS TOSTADAS SIN UNTARSE Y PRINGARSE UNO MISMO NI A LOS QUE ESTÁN A NUESTRO ALREDEDOR.

PERO ES QUE EL PERSONAL TIENE QUE SACARLE PUNTA A TODO.

(algún día seguro que se sabrá exactamente el por qué de lo de “Consistorial”  y lo de “Marbellí”)