…es que al americano, al contrario que al europeo (y español), se le deja ser totalmente adulto en cuanto alcanza la mayoría de edad; y ello pese a dos mandatos de un presidente socialdemócrata, marxista inconfeso y liberticida de vocación como todos los marxistas. Allí en América los marxistas se hacen llamar liberales(*)…

…pero la tradición democrática americana, junto con su constitución, respetan al individuo, al que suponen, a priori y mientras no se demuestre lo contrario, capaz de responsabilizarse de sus actos y de ejercer su libre albedrío con conocimiento de causa y de acuerdo a la Ley. Traduzco: a los adultos el gobierno no los trata como a niños; aunque esa es la tendencia de toda administración, tratar al ciudadano como a un niño, o mejor aún, como a un tonto. Los estadounidenses son los que mejor se defienden contra la injerencia del estado en sus vidas.

Y esto, más que mejores instalaciones y más medios materiales (cosa posiblemente cierta), son los que han posibilitado a unos voluntarios a tratar de salvar la vida a Bentley, el perro de la enfermera americana infectada de ébola en Dallas, Texas.

 La contrapartida está que en América se admite siempre la posibilidad de accidente, y se asume plenamente el significado de esta palabra; cuando ocurre un accidente puede no haber necesariamente un culpable, por lo que muchas veces son reacios a buscar chivos expiatorios; porque probablemente no hay culpables.

Total, que unos ciudadanos de Texas (Dallas Animal Services) se ofrecieron a tener al perro cocker en observación y a cuidarlo y alimentarlo. Y las autoridades de Dallas, Texas, o federales, no pusieron impedimento; Dallas Animal Services, por cierto empresa privada, o mejor dicho, las personas que allí trabajan, todas ellas adultas, corren voluntariamente con el riesgo.

Porque la Administración, por Ley y Costumbre, debe confiar en el ciudadano.

Y todo ello sin politizar el asunto, sin espavientos, algaradas y/o “manifestaciones” teledirigidas.

En cambio aquí…manifestaciones porque la administración no es capaz de confiarnos un perro, no se teledirige ninguna; y luego nos quejamos de que, pecando por prudencia, decidan por nosotros matar al perro. Nadie se responsabiliza del riesgo, pero haga lo que haga este gobierno, follón al canto. Si dejan vivo al perro, se teledirigen algaradas por correr riesgos innecesarios; si lo sacrifican, por prudencia, se lanza a grupos supuestamente animalistas para que monten el pollo.

Y luego muere el animal inocente, el perro Excalibur……A CAUSA DE LA PUÑETERA POLÍTICA; EXCALIBUR EN EL FONDO NO ES MÁS QUE UN AJUSTICIADO POLÍTICO DE NUESTRA SACRALIZADA DEMOCRACIA Y SUS DELEZNABLES PARTIDOS.

(Causantes de la falta de medios, pero sobre todo, de anular la iniciativa individual al ciudadano adulto)

(*) Liberal, diferencia del significado de esta palabra en España y en América, en post de este mismo bloq del 20 de Agosto 2014.