(Bajo la bandera española en formato normal, español) / (Below America’s flag, in italic letters, English)

RTVE, Radio Televisión Española, es un ente público propiedad de un Estado miembro de la “Unión” Europea, de la ONU, y, más importante, de la OTAN.

Y ese estado es España, que está en Europa, y Europa es parte importante de Occidente, o eso dicen; últimamente la “Unión” Europea parece más bien el  Jardín de Alá, el Paraíso, o el Burdel. A escoger. El Consejo de Dirección de RTVE es nombrado mayoritariamente, en cada momento, por el partido gobernante. Y esto es lo acordado y pactado entre las fuerzas políticas; el que gana las elecciones y gobierna, tiene control sobre RTVE; o al menos eso parece cuando se está en mayoría en el Consejo.

Y este pacto entre partidos políticos, sobre el papel ya de por sí perverso, resulta aún peor en la práctica. Porque la alternancia teórica que se perseguía con este sistema, que sería paralela a la alternancia de gobiernos y mayorías parlamentarias, no se da en la práctica. Esto es debido a que RTVE también forma parte, y muy importante, del llamado Estado Bis (estado paralelo) que está al servicio exclusivo del socialismo, la progresía, y la izquierda en general, tanto si gobiernan como si están en la oposición . Este Estado Bis influye y actúa en áreas que afectan al orden público, social, justicia, asuntos financieros y fiscales, y, en el caso que nos ocupa, medios de comunicación y/o propaganda. El resultado práctico es el de que, con independencia del número de miembros que tenga cada partido en el Consejo de Dirección, el control real del Ente siempre lo ejercen los mismos. Seguro que con un poco menos intensidad que cuando no gobiernan, pero a la hora de la verdad, si quieren, siempre tienen la última palabra.

El status actual de RTVE no es el ideal para un ente público que tiene fines lúdicos, educativos y culturales, pero, sobre todo, informativos.

Y para muestra un botón, que sería el veto del sindicato del Psoe, UGT, al economista Juan Ramón Rallo. El timorato partido gobernante teme más a este sindicato, brazo ejecutor de la izquierda en la calle con sus huelgas, algaradas y pìquetes, que al propio Psoe.

Veto muy del estilo de aquellos sindicatos americanos controlados por la Mafia. Muy del estilo del sindicato de transportes de Jimmy Hoffa, desaparecido en 1975, declarado oficialmente fallecido en 1982, y reaparecido, como mínimo en espíritu el año 2014 en RTVE; mismo modus operandi.

 

 El fantasma de Jimmy Hoffa deambula por despachos y pasillos de RTVE. (Apañados estamos.)

 

RTVE, Radio Televisión Española, it’s a public institution media owned by a State member of the European “Union”, the United Nations, and, above all, the NATO.

This State and Nation is of course Spain, Spain is in Europe, and Europe is important part of the Western World, or so they say; lately the European “Union” is more like Allah’s Garden, Allah’sParadise, or Allah’s Brothel. Your choice. The political deal is that the party elected to govern has the right to chose the majority of directors on RTVE’s board. That’s the agreement betweenf Spain’s political partys: the party that wins the elections, controls RTVE; or so it seems when a party has the board’s majority .

This agreement, bad enough on paper, is even worst practically. Because the theoretical alternation that this system was looking for, alternation paralel to the changes of  governments and parlamentiary majoritys, in reality doesn’t happen. The reason is that RTVE is part, and a very important part indeed, of Spain’s “Estado Bis” (an unofficial state administration of sorts in the shadows) that belongs totally to the political left when in government and/or in oposition, doesn’t matter which.  This Estado Bis, call it “State B” if you want to, controls important areas of Justice, Pólice, Finances, Taxes, and Media. For RTVE (insignia ship of the public media) the result of this situation is the practical control of the left at all times, no matter who’s got more directors on the Board.

RTVE actual status is not the best one for this institution purposes of entertainment, education, and information.

And this recent example will suffice more than enough to explain RTVE’s shortcomings: the socialist party (PSOE) labor unión UGT banned, without having a majority in RTVE’s Board of Directors, a famous economist from appearing on TV. RTVE’s TV, of coursel. And Juan Ramón Rallo is the banned economist.  

Those MOB style manners of these Psoe henchmen from UGT are comparable with those of Jimmy Hoffa mafia controled transport labor unión. Jimmy Hoffa “disappeared” in 1975, was declared officially dead in 1982, and (at least his spirit) reappeared in the year 2014, walking RTVE’s corridors and halls.  

  Jimmy Hoffa’s Ghost RTVE maurader. (We are sort of fucked up)

  

Revista LIFE, foto de Jimmy Hoffa, tirular:

AMENAZA NACIONAL:  LOS SINDICALISTAS DE HOFFA