Las discusiones filosóficas que mantenían los ociosos en Bizancio durante el Imperio eran absurdas en sus planteamientos e interminables en cuanto a su duración; al no tener solución, acababan los “ilustres” participantes repitiendo variaciones de los mismos argumentos. El tema más conocido trataba el fascinante asunto del sexo de los ángeles…

…y en nuestros días ha perdurado la expresión discusión bizantina, entre la gente culta, para todo tema inútil y sin interés ni solución.

A raíz de la petición (exigencia) de un abogado moro al presidente de la Real Academia de la Lengua Española para que el Diccionario Oficial de la Academia admita una acepción racista a la palabra moro, con intención de aplicar el Código Penal a quien ose pronunciar esa palabra…(moro, moro, y moro, más que moro)… 

…se nos hace pensar que se llegaría a otra situación de discurso bizantino de sobre cómo interactuaría la palabra moro con subshariano, en el caso de que llamarle   moro a un moro pudiera llevarle a uno a chirona…lo cual mandaría bemoles, porque la peor hipocresía es la que tiene como origen y fin en si misma la corrección política…

…ya que termina por oficializarse en los diccionarios, y convertirse en ley; rizando el rizo de lo ridículo para entrar en lo peligroso; o en el terreno de lo molesto, que toca los cojones aún mas…

…porque, hablando de tocadas colleónicas, vamos a ver que demonios quiere decir eso tan fino (cursi) de subsahariano.

Subsahariano pueden ser el territorio situado al Sur del Sahara, con su contenido y sus habitantes nativos en origen y su descendencia, aunque lo más correcto en este caso sería decir SURsahariano

…a no ser que subsahariano haga referencia a lo que haya por debajo o bajo el Sahara según se mira un mapa colocado en la pared, que acostumbra a tener el Norte arriba y el Sur debajo…

Con lo que subsaharianos serían este…(foto arriba Ian Smith, presidente de Rhodesia), este, (foto abajo el cirujano Christian Barnard precursor del transplante del corazón)  y otra foto, esta de la oscarizada y monumental Charlize Theron

…fotos, las de arriba las de tres conocidos subsaharianos, nacidos al Sur o debajo del Sahara según se mire el mapa de África colocado en la pared…

…ya que servidor (menda) iba a ofrecerles esta otra, la de un subsahariano disecado que se guardaba en un museo catalán situado en el Lago Bañols, el Museo Darder…

 Pero bastante incorrección política ya hay en este humilde artículo para meter aún mas la pata; no quiero que los de P(J)demos me den con el bolso. Porque…

…hay otro bizantino considerando sobre la palabra subsahariano, este directamente relacionado con la palabra moro (moro,moro, más que moro) que quiere ilegalizar un abogado moro

…y es que la partícula SUB cuando precede una palabra puede también significar ” inferior a”. Por ejemplo subfusil es inferior a un fusil de asalto, subhumano es inferior a humano, subjefe es menos que jefe…

…lo que nos llevaría a que subsahariano es menos o inferior a quien es oriundo del Norte de Sahara o sea inferior al moro a quien ya no podríamos llamar moro para no incurrir en racismo…

…con lo cual, si este fuese elcaso, estaríamos hablando de un SUPERsahariano, una auténtica raza superior con origen en el Norte de África, al Norte del Sahara.

Este y más dilemas bizantinos se plantean cuando la Correción Política pretenden imponerla a la sociedad con calzador. Cuando se trata de forzar la Corrección Política en el lenguaje observaban por lo general tres pasos; el primer paso era poner de moda una palabra, que sustituía a otra que la progresía estimaba de mal gusto; el segundo paso consistía en que la RAE diese carácter oficial a la nueva palabra, y, si el caso lo requería, que la RAE admitiera un sentido peyorativo a la palabra antigua (negro o moro, en el caso que tan bizantinamente nos ocupa), tanto si realmente lo tenía o no; el tercer paso era ilegalizar el uso de estos vocablos caídos en desgracia legalizando los nuevos, mediante aplicación de leyes ya existentes (caso del supuesto racismo) o de nueva invención, que a veces no afecta tanto al léxico (aborto, memoria histérica, matrimonio variopinto y valdemoro, o pintoresco y otras chorradas varias), pero a veces sí; llamarle matrimonio a uniones “exóticas” o “interrupción voluntaria del embarazo” al aborto son ejemplos de alteraciones en el lenguaje, mediante ampliación de significado, en primer caso, o eufemismos desdichados en el segundo.

La nueva progresía, con su animadversión creciente al esfuerzo, pretende hacerse con el poder para obviar los dos primeros paso, pasando directamente al tercero, y meter en la cárcel al que diga MORO, faltaría más…

Así que estamos en malos tiempos, en los que el imbécil nos inventa el lenguaje.