Esta encantadora joven rusa, entiendo que afincada en Australia, canta mi música favorita. Tiene un don angelical que a mí me emociona hasta el punto de que me hace soñar en mis horas más bajas.
Valiente, ha probado las maravillas del vuelo, ha tocado el cielo, como nos hace tocar el cielo a los que la escuchamos.
Me transporta a mis mejores tiempos de cuando yo mismo volaba, hace ya una eternidad, en otra vida.
Voy a estar apartado del ordenador una semana, por eso os dejo el post mas bello que se me ocurre.