….de ballot (en ingles, votaciones o elecciones) y teísmo (en español, creencia en Dios o Dioses a su vez derivada del antiguo griego theós). Balloteismo es una nueva religión que propugna el carácter divino de las Votaciones y de sus principales herramientas: Urnas y Papeletas.

(Resumen de antecedentes, relatados en la primera parte)

-link a la primera parte, para quien no la hay leído)

https://bucker125.wordpress.com/2014/03/20/primera-parte-el-vocablo-balloteismo-es-palabra-compuesta-proveniente-de/

Esta  nueva religión fue iniciada en el Manicomio Local, institución mental más conocida como el Frenopático de los Frenesís Frenéticos, a raíz de unas fiebres cerebrales padecidas por una docena de ocupantes del mismo, pacientes en su mayoría, pero también personal sanitario y administrativo del centro. En concreto ocho pacientes y cuatro empleados, administrativos y sanitarios. Estas fiebres inspiraron a los afectados esta nueva religión

En la primera parte de este relato, se cuenta como se llega al punto de que tienen la doctrina casi definitivamente concretada, la liturgia no tanto, y que deciden hacer proselitismo, primero en el centro, y luego, con el Manicomio (que habían adquirido en propiedad) de epicentro, en el exterior, hasta el resto el mundo.

Esta decisión fue tomada en Consejo Democrático Balloteista y con observadores externos de la comunidad científica, levantada acta notarial, y recogida por las cámaras. Hasta se tomó debida nota de que fue en Jueves y que, pese a ello, no llovía.

http://youtu.be/lFxZGW2jZTM

(Primer capítulo, de la Segunda parte propiamente dicha; transcurridos un par de meses…)

….transcurridos un par de meses, se hizo evidente que todos los balloteistas originales tenían el don de saber transmitir la Palabra y de captar a nuevos fieles.

Tal es así que a los dos meses ya habían convertido a prácticamente todo el Manicomio, y a muchos vecinos, expandiéndose cada vez más.

Las aportaciones de los nuevos fieles balloteistas eran totalmente voluntarias y proporcionadas a los recursos de cada fiel; los doce fundadores del Balloteismo eran ricos en origen y habían podido comprarle la institución mental a la administración. Además el Botinesco Financiero había encontrado unos insospechados colaboradores en media docena de Nigerianos Hipnóticos, por él convertidos, para proveer y complementar los fondos del Balloteismo; con sus poderes hipnóticos cambiaban cuentas de vidrio de colores por la moneda local, todavía el Euro. Una cuenta verde, un euro, una cuenta azul diez euros, manteniendo la paridad. Las cuentas de vidrio estaban a la par con el Euro, y los Euros así obtenidos, menos una comisión para los Nigerianos Hipnóticos, iban a parar al Balloteismo. En el área inmediata al Frenopático de los Frenesís Frenéticos, las cuentas de vidrio de los Nigerianos Hipnóticos se conviertieron en moneda de uso corriente entre los vecinos, que le otorgaban el mismo valor que el Euro. Y este área, cuyo epicentro era el manicomio,  que se expandía más y más.

http://www.google.es/imgres?sa=X&biw=1280&bih=899&tbm=isch&tbnid=OjLRtX__yXdcDM%3A&imgrefurl=http%3A%2F%2Farticulo.mercadolibre.com.ar%2FMLA-495323054-cuentas-para-bijouterie-basicas-de-vidrio-mix-multicolor-_JM&docid=4ozeWp_XOsuYyM&imgurl=http%3A%2F%2Fmla-s2-p.mlstatic.com%2Fcuentas-para-bijouterie-basicas-de-vidrio-mix-multicolor-4121-MLA2818280549_062012-O.jpg&w=450&h=338&ei=WMYtU6aMN6qw0AXW84CgCw&zoom=1&ved=0CJABEIQcMBM&iact=rc&dur=2592&page=1&start=0&ndsp=20

El resto de los fundadores no permanecían ajenos a la prosperidad de esta nueva comunidad religiosa, tanto monetaria como laboralmente. Águila Coja, por ejemplo, recaudaba dinero para la comuna del Frenopático volando su avión por debajo de los puentes, dinero que se encargaba de cobrar la Soprano Rugiente a los espectadores.

Pero el problema con la nueva liturgia era más delicado; apenas se avanzaba en el tema, y además la capilla del Frenopático de los Frenesís Frenéticos era pequeña para la cada vez más numerosa comunidad. Y un acto litúrgico inaugural, por no decir de pequeños actos litúrgicos del día a día, era cada vez más necesario. La sugerencia del Monkey Busines, encargado del tema, de oficiar él mismo algo, a lo mejor columpiándose en un trapecio, no obtuvo respuesta entusiasta por parte de sus colegas fundadores. Y la situación había llegado a un impasse hasta que…..

…….Jeringuilas la del Buen Ver, le proporcionó a Monkey Busines un asesor experto en liturgia cristiana, un ex cura que había captado cuando asistía a uno de sus desfiles de lencería.  Además de a modelos y modistas, Jeringuillas había convertido al Balloteismo a un ex cura que hasta hacía poco había sido capellán y paciente del Frenopático de los Frenesís Frenéticos; este ex-capellán, debido a una crisis vocacional, vivía como seglar apartado del sacerdocio trabajando de maestro civil en la escuela pública, asignatura Educación para la Ciudadanía,  y su hobby eran los desfiles de moda, sobre todo los organizados (y participados como una modelo más) por la enfermera de buen ver la Jeringuillas. Este ex cura, curiosamente, pese a haber pasado a un estado seglar, siempre vestía sotana en público.

Y de este modo el nuevo converso al Balloteismo, experto en liturgias y protocolos, que se llamaba (y se llama) don Melífluo, alias Padre Apelaciones, dedicó todos sus conocimientos y experiencia en asesorar a Monkey Busines a perfilar la liturgia de la nueva religión: el (ex) Padre Apelaciones, como la mayoría de ciudadanos, ya de antes  creía en Urnas Papeletas y Votaciones y demás bla bla blás democráticos, desde un punto de vista político, aún no religioso, pero no por ellos menos dogmático. Ello, junto a su crisis vocacional cristiana, y las dotes de convicción de la Jeringuillas hicieron relativamente fácil su conversión al Balloteismo; de hecho el Padre Apelaciones era ahora uno de los conversos más fervientes y convencidos del Balloteismo. Y entre los dos, el Monkey y el Padre Apelaciones,  rompieron el impasse y llegó el día de poner a prueba la nueva liturgia.

(Segundo capítulo de la segunda parte, preparativos para la CEREMONIA)

Nueva liturgia que probaron con numerosos ensayos, siguiendo criterios de índole práctica e incluso estética; la parte doctrinal o dogmática estaba mas o menos completa y concretada.

Se decidió, a la vista de pruebas y ensayos, que habría una ceremonia inaugural de iniciación que serviría para dar recibimiento y carácter oficial de correligionarios a los nuevos conversos (el equivalente a un bautizo-confirmación) por medio de una Primera Sagrada Votación que seria una especie de primera comunión. Y todo ello en una sola ceremonia, que sería base de otras posteriores, bien igual de solemnes, o más sencillas y cotidianas.

La Votación sería la base de la nueva liturgia balloteista. Las votaciones ceremoniales nunca tendrían carácter de elección ni de referéndum. Los Balloteistas estaban comprometidos a nunca participar en elecciones o referéndums convocados por las autoridades, ni en convocarlos ellos mismos para otro propósito que el de Votar por Votar, lo cual es la esencia de la pureza democrática según el Balloteismo.

Ya que la capilla del Frenopático de los Frenesís Frenéticos era muy pequeña, se decidió instalar una gran carpa de circo que cubriría los patios y jardines de la institución.

Y así terminamos esta segunda parte, con la tercera que tratará de los últimos preparativos y la ceremonia en sí

Félix Fernández de Castro (bucker125)- tercera parte en breve.