….los vocablos Ballot (en inglés, elecciones) y teísmo (en español, creencia en Dios o Dioses, derivado del griego antiguo theós), y por consiguiente el Balloteismo es una nueva religión,  y tema principal de esta historia que comienza, o que mejor dicho comenzó con unas raras fiebres cerebrales…..

(Primer capítulo, corto para introducción y antecedentes)

….unas fiebres cerebrales, digo, que un buen día brotaron en nuestro Manicomio Local, más conocido como el Frenopático de los Frenesís Frenéticos entre los vecinos, quizá porque notaban más a los residente activos y ruidosos de la institución que a los abúlicos y catatónicos, que no alborotaban ni hacían ruido, por lo que su presencia era menos apercibida.

Estos episodios febriles, intensos y de corta duración, afectaron a unos pocos inquilinos y a dos o tres empleados y sanitarios de nuestro Manicomio Local, más conocido en la ciudad por el Frenopático de los Frenesís Frenéticos. Estas fiebres, que tan pronto como llegaron se fueron, y que ni cuarenta y ocho horas duraron en ningún caso, no dejaron secuelas físicas visibles, por lo que el incidente de las fiebres tendió a ser olvidado por los propios afectados, las autoridades, el sector sanitario, y el público en general. Y así fue durante unos pocos días; pero apenas una semana después los afectados por estas fiebres desarrollaron una actitud mística inusual; misticismo del que ninguno de los afectados, residentes o empleados del centro,  había dado muestras con anterioridad.

Y este misticismo, por insólito como efecto de unas fiebres, llamó la atención de científicos y curiosos ya desde su fase inicial; el comportamiento de los afectados, en los primeros días, se limitaba a retiros espirituales en la capilla, oraciones en las celdas, y paseos de meditación por los patios y jardines de la institución, más conocida por el sobrenombre de Frenopático de los Frenesís Frenéticos.

Esta primera fase, que los estudiosos dieron en llamar fase mística, era ya de por sí muy anómala, tanto como para atraer la atención de la comunidad científica. Esta curiosidad científica era, en esta primera fase, de naturaleza meramente académica. El episodio místico, en principio, no daba motivo de preocupación o alarma. Y hubiera continuado no dándola a no ser por los cambios sutiles y lentos que culminaron, al cabo de un par de meses, en una segunda fase ya un poco más preocupante:

(Segundo capítulo, también breve para describir la evolución y concreción de la anomalía)

Más preocupante, porque estos ex febriles sujetos empezaron a tener visiones de su misión en este mundo y a perfilar una doctrina nueva que, además, querían que dar a conocer. Estas visiones, individuales y generalmente oníricas, incluían Urnas y Papeletas; la nueva doctrina, o nuevo dogma, por el contrario, se iba concretando colegiadamente por todos los afectados antes de ponerla por escrito, en forma de borradores previos a la doctrina definitva. A esta segunda fase los observadores la denominaron la fase visionaria y doctrinal.

El afectado conocido como Oligo (por oligofrénico) el Escribano (por su buena letra) fue el encargado de escribir en papel el borrador previo a la doctrina definitiva de esta nueva religión. Esquizo (por esquizofrénico), alias  el Dalí (por el pintor) pintaba por las paredes las visiones suyas y las de sus correligionarios. Urnas y papeletas, y gentes en actitud de votar; los que sufrieron de las fiebres fueron pues los primeros balloteistas, y después, en siguientes fases, los primeros evangelistas y misioneros del Balloteismo, pero antes mostramos uno de los primeros borradores (cuando aún no se permitía la asistencia de cámaras ni observadores) del nuevo dogma escrito por Oligo el Escribano:

“””Reunidos en el Frenopático de los Frenesís Frenéticos los místicos ex-febriles, acordamos poner por escrito un resumen de la Nueva Palabra, tarea que se me ha encomendado debido a mi bonita y legible buena letra.

Nosotros, los nuevos balloteistas, somos los elegidos, mediante las fiebres, luego los episodios místicos, y después las visiones, para dar forma y expandir esta Verdad Nueva y Definitiva al Mundo Entero, Urbi et Orbe.

Nosotros, los Balloteistas predicamos la Bondad Infinita de Papeletas, Urnas, y Votaciones, por si mismas y por igual, como medio y también fin en si mismas.

-Y así afirmamos que las Votaciones, y sus sagradas herramientas las Urnas y Papeletas son un fin en si mismas y por si mismas.

-Y decimos que Votaciones, Urnas y Papeletas son tres partes de un todo, una Trinidad de carácter divino cuyas tres partes son igual de importantes,  medios y fines en si mismos.

-A esta nueva religión la llamamos Balloteismo y a sus nuevos miembros  balloteistas.

-Las Votaciones, Urnas, y Papeletas, nunca se utilizaran en vano, es decir, para elegir ni decidir nada. Las papeletas rituales siempre estarán en blanco y el acto de votar (el introito o introducción de papeleta o papelina en Urna) será sempre simbólico y espiritual; un verdadero acto de fe y devoción del nuevo balloteista.

-Los balloteistas creen en la vida después de la muerte, y el balloteismo sabe y da a conocer un premio y un castigo para después de esta vida. Las almas pecadoras de los no creyentes irán al Averno Fascista. Las almas de los justos balloteistas irán a la Democracia Celestial al dejar este Valle de Lunáticos.

(Plasmado en papel como Primer esbozo de la Nueva Palabra y de nuestra Nueva Doctrina por Oligo el Escribano (por su buena letra y que abajo firma) y, da fé de la autenticidad de este documento, el señor Fedatario el Neura Tario (por su solemne seriedad y que firma todavía más abajo).””””

A la vista de las pintadas (mayormente en las paredes del Frenopático de los Frenesís Frenéticos) de Esquizo, alias el Dalí, y examinados este documento y otros que mostramos, caligrafiados y firmados por Oligo el Escribano por la cuestión de su buena letra y autentificados por el señor Fedatario el Neura Tario por mor de sus solemnes aires de seriedad, los observadores no se extrañaron demasiado ante el pase a una tercera fase y siguientes aunque la alarma de estos buenos académicos y profesionales no dejaba de ir en aumento, conforme se sucedían los acontecimietos, y….

(Tercer capítulo, los protagonista, sus cónclaves y consejos; primeras labores mesíanicas y de proselitismo. Invitación formal a la asistencia de observadores)

…..y esta fase y siguientes fueron conocidas como la etapa mesiánica. Intervinieron todos los afectados por las fiebres, constituyendo y ocupando el Consejo Democrático Balloteista, reunido en la Sala de Juntas y cuyos miembros en estas primeras reuniones eran, ya acompañados por observadores (testigos) y cámaras. Componen el Consejo los afectados:

-El director del Manicomio, doctor Piskiatra Sagaz como Presidente del consejo, sentado a la cabecera de la mesa de reuniones.

– Como vocal el paciente Águila Coja, sentado a la derecha del presidente

-Luego otra vocal, la paciente Soprano Rugiente, sentada a continuación.

-Columpiándose en la lámpara araña de la habitación, el paciente Monkey Busines, Secretario General del consejo, encargado de asuntos litúrgicos.

-Sentado a la izquierda del presidente el administrador del Manicomio, Botinesco Financiero, Tesorero del consejo

-Sentado a continuación estaba el vocal-ayudante del Tesorero, Rufián Pelotillero, celador del Manicomio.

-El encargado de misiones, el vocal Indianajones de los Secretos Cajones, paciente, se paseaba por la Sala de Juntas, haciendo restallar el látigo.

-El paciente y vocal del consejo, encargado de la iconografía, el ya conocido Esquizo, “el Dalí”, pintaba en las paredes motivos y temas del Balloteismo, a base de  votaciones, urnas y papeletas……

-…..Mientras la enfermera Jeringuillas la de la Buena Pinta, vocal, obsequiaba a los presentes con pases, de fina lencería, encima de la mesa y….

– …el paciente, vocal del consejo, encargado de la disciplina doctrinal y litúrgica, Torki Maida, japonés, vigilaba en actitud acechante a los asistentes, especialmente a los observadores invitados, desde su asiento situado a continuación del de la Soprano Rugiente.

-El paciente y vocal del consejo Oligo el Escribano con su buena caligrafía toma nota de lo discutido en el consejo, sentado a la izquierda del Rufián Pelotillero.

-Y, levantando acta de la reunión, el paciente y vocal registrador del consejo, sentado en la cabezera de la mesa opuesta a la del Presidente, estaba, atento, el señor Fedatario el Neura Tario.

(Continuación del tercer capítulo, la orden del día y de lo que se habló en el consejo, comentado por uno de los observadore invitados y recogido por la cámara)

http://4.bp.blogspot.com/_tPUF4qbiKlM/S6jtl_J1TxI/AAAAAAAAGO4/sb8dCsI6IS4/s1600-h/Sant%20Boi%20pensionistas%20(7)%20copia.jpg

Piskiatra Sagaz, presidente: “Señoras y señores, antes de abordar la orden del día, permítanme poner en antecedentes a nuestros invitados, los observadores. Como Vds. sabrán ya, pero nuestros invitados seguramente no, hemos comprado esta institución mental, el Manicomio Local, más conocido el Frenopático de los Frenesís Frenéticos. Cedo la palabra al tesorero.”

Botinesco Financiero, tesorero: “todos nosotros éramos ya accionistas principales de este manicomio, y ofrecí a la Administración Local condonar la eterna deuda que tenía con esta Institución a cambio de las acciones que todavía poseía del Manicomio. Las deudas totales eran más grandes que el valor de las acciones, pero nos hicimos con el control.”

Rufián Pelotillero, tiralevitas: “¡bien hecho jefe!, es un honor trabajar con Vd., genio de las finanzas, el más grande del mundo”.

Botinesco: “calla calla, zalamero pelotillero, que es pronto y el día no ha hecho mas que empezar. ”

Soprano Rugiente, vocal – vocalísima: ¡ HURRAAAAAAA ! “

Jeringuillas de Buen Ver, enfermera y vocal desde encima de la mesa, luciendo fina lencería: “¡ayyyy, aaayyyy! ¡socorro Sagaz!”

Presidente Sagaz: “Monkey, no le des collejas a la Jeringuillas, ¿qué dirán nuestros invitados?,  o ¡no te digo! tampoco la tires del pelo…..así colúmpiate en tu lámpara y no digas ni hagas nada, hasta que se te pida.”

Sagaz (a los invitados) “hay un poco de barullo, como verán, pero está controlado; las horas de media mañana son nuestras horas “normales”, para nuestras reuniones y actividades mundanas. A partir de media tarde hasta la noche, y las madrugadas hasta mediodía son para actividades religiosas, meditación y oración. Desde las fiebres esto es así todos lo días”.

“El Dalí” (sin dejar de pintar por las paredes): “Señores, ¿pasamos a la orden del día?”.

La Jeringuillas (sin dejar de posar en lencería encima de la mesa): “orden del dia: proselitismo en la institución, como paso previo a extender la Palabra Verdadera Balloteista al mundo exterior, al llamado Valle de Lunáticos en el que nos ha tocado vivir…….”

El Monkey Busines Secretario General (columpiándose en la lámpara del techo y sin incordiar, de momento, a la enfermera) completa:”…..porque con las fiebres se nos ha dado la Verdad, y con la verdad la potestad y obligación de darla a conocer al Mundo, a este Valle Lunáticos”.

Soprano Rugiente: ¡ ¡ O L EEEEE ! !

Águila Coja (sin venir a cuento de nada): “hoy es Jueves, y sin embargo no llueve”.

El Indianajones (dejando de momento de restallar el látigo) y  Torki Maida, comprueban mirando por la ventana y corroboran: “no, no llueve pese a ser Jueves”.

(La cámara seguía rodando y los observadores permanecían boquiabiertos ante el espectáculo, y tras una pausa el Presidente pregunta a los asistentes si había más temas que tratar. Ante la negativa de lo reunidos, declaró el consejo como terminado.)

Y con este capítulo terminado, esta primera parte ha terminado.

(prometo la segunda en breve) A fecha de hoy, indicada en el bloq, y en Palma de Mallorca.

Félix Fernández de Castro (bucker125)