Tags

,

Image result for fish bowlHabíase una vez, y todavía hay, una pecera habitada por un pez/pescado(*) propietario de Este Voto. Y Este Voto del Pez/Pescado (de nombre PePe) se le antojó a la Izquierda Progresista y Montaraz,  con sede ubicada en la madrileña calle de Ferraz. Este Voto del Pez/Pescado PePe, y no otro.

Para apropiárselo el Aparato de Propaganda de la Izquierda Progresista y Montaraz, con sede ubicada en la madrileña calle de Ferraz, fijó la pecera del  pez/pescado PePe y dispuso

   un Artilugio Giratorio Expositor, al que llamaron el Tío Vivo, para que, de forma alternativa, giratoria, y repetitiva,  expusiera a PePe todo su argumentario de propaganda, que con sus consignas, tópicos, y eslóganes,  pretendían ser de la Izquierda Progresista y Montaraz (de siglas IPM),  toda su ideología e ideario.

Y a ello se puso el IPM (Izquierda Progresista y Montaraz) ajustando y retocando el mecanismo del Tío Vivo, fijando la pecera habitada por PePe y rellenando con sus consignas, temas tópicos y típicos,  y eslóganes, los diferentes compartimientos del Tío Vivo, gigantesco muestrario y compendio de Corrección Política y Propaganda Progresista Moderna.

Y, el Gran Día llegó; con gran aparato de fanfarria la atención de PePe captaron, y el artilugio giratorio en marcha pusieron.

Related image

Y mayúsculo éxito fue el vivido por el IPM ese glorioso día y otros que le siguieron, mientras el Tío Vivo, inmenso, giraba lentamente, mostrándole al pez PePe, con docta pedantería toda su siniestra mercancía.

Y pronto se dio cuenta el IPM de un plus no previsto: la cortísima memoria de PePe,  el Pez/Pescado poseedor del tan codiciado, voto. Y es que la corta memoria de PePe era tan sólo de unos tres segundos según luego explicó al IPM un prestigioso ictiólogo del Pipí Verde, Green Peace, que diría el Chéspir o Shakespeare, el Guille o Guillermín o como le digan. Pero a lo que íbamos, lo importante:

Con lo que cuando el Tío Vivo cumplía la vuelta completa, todos los 360ºs, todo lo que PePe, el del anhelado voto, veía, aunque repetido, novedoso se le antojaba, y como tal novedad con atención embelesado y agradecido contemplaba; corta memoria, de tres segundos y el trucado Tio Vivo tardaba tres horas en dar la vuelta…

Image result for merry go round

Y así el Tío Vivo mostraba sus tópicos alternativamente girando a velocidad lenta y constante, primero tocaba meterse con clero (católico), para (girando) dar paso a elogios al clero (musulmán), estos desaparecían para mostrar la maldades de los mercados (libres) y a continuación las bondades del terrorismo; quizá luego toca el turno a las fuerzas armadas (malas por patrióticas), tema que sería sustituido por las bondades del aborto libre, del adoctrinamiento del estado en las escuelas, el vampirismo de banqueros, después ( a cada uno su turno) a lo mejor toca demonizar a latifundistas, abrazar la causa palestina y rechazar el sionismo y esto último siempre iría a la vez, en el mismo compartimento del Tío Vivo: el anti Israel (los malos) y pro Palestina (los buenos).

Completados los 360ºs, volverían a mostrarse las maldades del clero (católico), que PePe creería, embelesado y maravillado, volver a contemplar por primera vez, y así vuelta tras vuelta, los mismos eslóganes y consignas, por turnos y con el mismo orden hasta el día de las elecciones.

Llegadas las tales elecciones, volver a preparar el Tío Vivo – Muestrario, variando ligeramente la decoración del contenido, con cambios mínimos en los turnos y tono de la presentación.

Todo sea por captar el Voto de PePe, el Pez/Pescado, el Pescado/Pez.

Que al Otro Voto ya lo tienen comprado y cautivo, los muy montaraces.